jueves, febrero 9, 2023

InicioOpinión¿Llegarán los parques temáticos?

¿Llegarán los parques temáticos?

La prueba de que existe un mercado la suple una reciente noticia de que los parques Katmandu se establecerán en el país de la mano de Melia Hotels.

Por JUAN LLADO

Hace años que los turoperadores internacionales nos han advertido que a nuestro “producto turístico” le hace falta diversificarse. Al basarse casi enteramente en el “todo incluido” de los resorts de playa el destino no puede ofrecerse con atractivos adicionales importantes, incluyendo aquellos que por sí mismo pudiesen generar visitas de extranjeros. Tal vez por eso la campaña electoral del presidente Abinader incluyó los parques temáticos entre sus propuestas para responder a esa ausencia. Afortunadamente, ya hoy comienzan a otearse excitantes posibilidades.

El producto turístico se define como todo lo que ofrece un destino. Eso incluye hasta el aire que se respira. (En Vermont venden por un dólar su aire en pequeñas latas con una inscripción que reza “aire de Vermont”.) Pero los expertos turísticos definen los componentes fundamentales de la industria turística de cualquier país como 1) los atractivos, 2) la superestructura hotelera, y 3) la infraestructura de servicios. Algunos incluyen, además, las fuentes emisoras de turistas y las comunidades receptoras para conformar el “sistema turístico”. En muchos casos los atractivos son los imanes que atraen las visitas de los turistas extranjeros. De ahí la importancia de los “parques temáticos”, una derivación de los parques de diversiones.

Los parques de diversiones han sido atracciones de entretenimiento por mucho tiempo, tanto para nacionales como para extranjeros. “Los parques de atracciones evolucionaron de las ferias y exposiciones mundiales europeas y los jardines de recreo que fueron creados para el entretenimiento de la gente.” “El parque de atracciones más antiguo del mundo apareció en el continente europeo: Bakken («La Colina») en Kampenborg, Dinamarca, abierto en 1583,” mientras el Jardín de Vauxhall surgió en 1661. Posteriormente surgieron, entre 1860 y 1870, los juegos mecánicos y otros componentes que apuntalaban las ofertas originales.

En el mundo existen miles de parques de diversiones, siendo los más conocido y famosos los de Magic Kingdom de Disney, los cuales están esparcidos en lugares tales como Orlando, Florida, Anaheim en Los Angeles, California, Tokio, Japón y Paris, Francia. Solo en Estados Unidos Disney recibe más de 50 millones de visitantes al año. En la mayoría de los casos, los parques de diversión ofrecen una variedad de componentes, aunque algunos se especializan en temas específicos (tal y como el Parque Love Land en Corea del Sur). En nuestro país el portal TripAdvisor lista 14 parques de atracciones de diversa índole.

Los “parques temáticos” tienden a ser parques de diversiones con un solo “tema”. Este tipo de atractivo se define como un ““recinto en el que hay una variedad de atracciones y espectáculos con motivos temáticos diferenciados, destinados a la diversión y el entretenimiento.” Wikipedia ofrece otra definición: “Un recinto con un conjunto de atracciones, espacio para el ocio, entretenimiento, educación y cultura, normalmente organizadas en torno a una línea argumental que les sirve de atracción.” De estas definiciones se desprende que hay una localización que dispone de atracciones diseñadas con un tema fundamental que las caracteriza. Un listado de los 100 mejores parques temáticos están listados en este enlace.

Naturalmente, el negocio de los parques de diversiones ha sido devastado por la pandemia y su requerimiento de distanciamiento social. Pero los reportes de prensa dan cuenta de que ya hay luz al final del túnel, a juzgar por el movimiento positivo que se está registrando en las acciones de las empresas respectivas. “Las acciones de los propietarios de parques temáticos Cedar Fair (FUN) y Six Flags (SIX) se han disparado a medida que la economía se ha reabierto y la gente busca viajar y tomar vacaciones, o incluso solo excursiones de un día. Six Flags, el propietario de Magic Mountain cerca de Los Ángeles, New Jersey’s Great Adventure y Six Flags sobre Georgia, ha subiendo casi un 25% este año y se ha más que duplicado en los últimos 12 meses. Cedar Fair, que posee Cedar Point en Ohio, así como Dorney Park de Pensilvania y Knott’s Berry Farm en California, ha aumentado alrededor del 15% en 2021, y más del 60% en el último año.”

Pero una cosa es que eso este sucediendo en los mercados ya establecidos y otra que se pueda disparar en nuestro país las inversiones necesarias para que emerjan los grandes parques. Es una cuestión del mercado. Una primera limitación es el mismo tamaño de nuestra población (de unos 11 millones de habitantes), amén de que en el Caribe no pasa de 45 millones. Aunque en tiempos normales nuestro destino recibía más de 6.5 millones de visitantes extranjeros de vía aérea, la expectativa de que llegaremos a los 10 millones todavía no puede vislumbrarse a la vuelta de la esquina. El hecho de que Tivoli Gardens recibe, por ejemplo, unos 5 millones de visitantes al año da una idea de que el potencial del mercado en nuestro país es todavía limitado.

Eso no significa que no puedan ya desarrollarse varios parques más en nuestro país. Basta mencionar que en tiempos normales nuestra Isla Saona recibe casi medio millón de visitantes al año para juzgar ese aserto. El país ofrece una buena cantidad de lugares que pueden usarse para desarrollar parques de mediano tamaño: Isla Catalina, Pico Duarte, Pico Diego de Ocampo, etc. A los parques que están más cercanos a Bávaro-Punta Cana no les ha ido mal, a pesar de que el “todo incluido» actúa como una pesada retranca en contra. De cualquier modo, el estudio de mercado determinara las posibilidades de éxito de cualquier proyecto.

La prueba de que existe un mercado la suple una reciente noticia de que los parques Katmandu se establecerán en el país de la mano de Melia Hotels. Este es “un parque recreativo familiar temático cuya característica principal son sus personajes míticos que cobran vida a través de aventuras inmersivas y entornos multiculturales”. “Sera el primer parque temático del mundo en el que cada atracción se basa en una historia centralizada y se vincula digitalmente a las experiencias individuales de los huéspedes.” Esto último sugiere que el parque estará comprendido en los predios de los hoteles y, por tanto, tendrá tamaño reducido, lo que implica un tiempo de construcción más corto y menos inversion que la que requieren los grandes parques.

Sin embargo, la posibilidad de que aquí se desarrollen grandes parques existe. Una prueba circulo por las redes sociales recientemente con la maqueta de una pista de Formula 1 a ser construida en el ese del país. Ese tipo de facilidad requerirá, por supuesto, de un público que venga al país a presenciar las carreras. Eso sugiere que podrían desarrollarse parques que dependan del mercado internacional (y hasta del regional).

La pandemia está decayendo y nuestra recuperación turística es segura. Por eso no sorprenderá que en los próximos meses se conozcan proyectos en este prometedor campo de los parques temáticos. Quien escribe cree que el ritmo de inversion en turismo que llevábamos antes de la pandemia se revivirá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments