Pro Consumidor se pronuncia ante denuncia sobre ventas de tuberías de mala calidad

Pro Consumidor ha recibido 355 reclamaciones inmobiliarias, en las cuales el tema de las filtraciones es recurrente y esto podría estar relacionado al uso de tuberías de baja calidad.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), se pronunció ante la denuncia de ventas de tuberías de mala calidad en el país, sosteniendo que si algunas de las que se encuentran en el mercado no cumplen con los requisitos técnicos y la calidad  establecida, procede retirarlos porque dichos requisitos  indican los criterios estandarizados que se deben cumplir en los procesos productivos para fabricar bienes adecuados.

Anina Del Castillo, titular de la entidad, expresó que  en el país está vigente el Reglamento Técnico RT-008 del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones que regula  las instalaciones sanitarias del país, en el cual son indicados los requisitos que deben cumplir las tuberías de las instalaciones hidrosanitarias en edificaciones y que además existen normas dictadas por el Instituto Dominicano de la Calidad (INDOCAL), sobre las tuberías plásticas y también pueden homologarse normas internacionales cuando se encuentren adecuadas a la realidad nacional.

“Estas normas establecen los criterios para la clasificación de los materiales, requisitos y métodos de ensayo para los mismos, acabados, dimensiones, presión sostenida, presión de ruptura, aplastamiento y calidad de extrusión y dimensiones para tuberías, entre otros  criterios que son los que deben ser verificados y si no son cumplidos, procederemos a retirarlos”,  dijo la funcionaria.

Indicó que, la utilización de materia prima inadecuada en la fabricación de tubos puede  implicar que los mismos no cumplan  con la resistencia  necesaria  que deben tener,  ocasionándoles  deformaciones, grietas, fugas  y  eventuales rupturas que, a su vez, pueden generar una serie de problemas en la edificación, tales como: desguace de revestimiento, moho, infiltraciones y humedad en el ambiente, generando problemas  que incluso pueden perjudicar la salud de quienes  viven en el lugar.

Del Castillo, dijo que hay casos extremos en que la presencia de humedad podría comprometer la estructura de la edificación poniendo en riesgo la seguridad del usuario y la perdida de la inversión realizada.

Reveló que Pro Consumidor ha recibido 355 reclamaciones inmobiliarias, en  las cuales el tema de las filtraciones es  recurrente y esto podría estar relacionado al uso de tuberías de baja calidad y en estos casos se ha procedido a aplicar sanciones contra las constructoras.

Expresó  que ante el crecimiento de la construcción en el país,  Pro Consumidor coordinó  y participa activamente en una mesa de trabajo con la Asociación Dominicana de Constructores  y Promotores de Viviendas (ACOPROVI),  con el objetivo de impulsar las mejores prácticas en el sector,  elaborando de manera conjunta un Manual de las obligaciones de los promotores de viviendas, que incluye el uso de tubería adecuada.  

“El trabajo es  de varias instituciones del sector público y se necesita contar con el apoyo del sector  privado y la sociedad civil, ya que la población consumidora  tiene el derecho de recibir bienes y servicios adecuados,  que cumplan con las especificaciones  técnicas y, en caso de que no sea así, el consumidor tiene derecho a ser compensado.

Comentarios

Compartir