Se desligan de David Lorenzo Fundadores y miembros del Movimiento Convergencia llaman con urgencia a rescatar y fortalecer el CDP

SANTO DOMINGO.- Fundadores y miembros representativos del Movimiento Convergencia se desligaron de las decisiones personalistas y excluyentes del Director Ejecutivo del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), David Roberto Lorenzo Marte, y declararon en emergencia a esa organización tras formular un llamado a todos sus miembros para que acudan en su rescate y fortalecimiento.

Mediante una comunicación dijeron que la actual directiva del CDP ha seguido el norte de las anteriores, porque ignoró un Plan Estratégico de corto plazo (100 días), el mediano plazo (dos años) y el largo plazo (10 años), sancionado durante un taller realizado el domingo 8 de octubre de 2017, con la participación de 55 directivos de todo el país.

El plan referido incluye acciones urgentes para disminuir el desorden imperante en el ejercicio profesional, con la usurpación lacerante; el cobro, con intimaciones y sometimientos judiciales a los morosos, y una auditoria urgente a gestiones anteriores y a las actividades operativas del CDP y del IPPP.

También incluyó la elaboración de un anteproyecto de modificación de la Ley 10-91, pero luego de que el CDP fuera fortalecido en su estructura financiera-administrativa, se relanzara su deteriorada imagen, se incorporaran a destacados periodistas en comisiones de trabajo e ingresaran miles de egresados universitarios que no se han interesado por el Colegio.

Señalaron que para suplir inconvenientes del profesor Adriano de la Cruz, el taller acordó la designación de Lorenzo Marte como Director Ejecutivo pero, no obstante tener dos profesiones, exhibió indisciplina en el trabajo, un pronunciado déficit gerencial, una capacidad de exclusión oculta y decidió aplicar su propio librito.

“Esta actitud, no bien intencionada y medalaganaria, ha traumatizado considerablemente la gestión del IPPP, cuyo presidente, Juan Carlos Bisonó y los demás directivos, han visto muy restringida la acción recaudadora y el cumplimiento de las obligaciones con las empresas periodísticas y los colegas que reciben algún tipo de socorro”, expresaron los suscribientes del comunicado de prensa.

Explicaron que el exiguo apoyo de los miembros y las instancias que deben contribuir con el CDP ha permitido que esta entidad sea tomada muchas veces por personas que, bajo la influencia de un populismo malsano, ha socavado su base, y que “el movimiento Marcelino Vega ha gobernado en varios períodos, y ha ahondado la crisis, porque no ha tenido la visión desarrollista requerida”.

“La  actual directiva del CDP ha seguido el norte de las anteriores, que tan severamente criticamos y combatimos, con la excepción del empeño que, por su dedicada trayectoria de académico y comprobada honradez, ha llevado consigo el profesor Adriano de la Cruz, propuesto para marcar una especie de transición en el proceso de recuperación del CDP y todos sus organismos”, complementaron.

“Tras ser designado durante el seminario, Lorenzo Marte decidió dejar sin efecto todo lo aprobado en ese concurrido evento y romper los acuerdos con la Corriente Institucional de Santiago de los Caballeros. La espontaneidad domina su desempeño, y ahora alega que lo dejaron solo, cuando nunca ha hecho caso a las sugerencias del equipo de asesores, formuladas a través de cartas y en tres reuniones combinadas de los organismos principales del CDP”, exponen.

Dijeron que el gobierno ha dejado de otorgar pensiones, el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo suspendió el auxilio de 120 mil pesos mensuales al CDP y no ha sido rehabilitada la Casa Nacional del Periodista, sin que las directivas anterior y actual hayan explicado las razones.

Manifestaron que “debemos dejar de lado las confrontaciones innecesarias y hacer posible que el interés de nuestra entidad esté por encima de las rebatiñas grupales y personales”, porque el CDP “merece mejor suerte, y todos estamos obligados a procurar lo bueno y a combatir lo malo, venga de donde venga!

Entre los firmantes del comunicado de prensa por los fundadores y miembros de Convergencia están los periodistas;

Oscar López Reyes, Santos Aquino Rubio, Pura Blanco Tineo, Wilfredo Medina, Cassandro Fortuna, Ramón Lora, Ramoncito Lora, Roque Zabala, Manuel Díaz, Sahony Cueva, Adriano de la Rosa, Narciso Pérez, Víctor López, Marcia Acero, Tomas de la Rosa, Marlenis Castro, Carla Reynoso, Adriana Gómez, Geldy Almonte, Carlos Ramírez Báez, Argelys Quiñonez, Eduardo Guerra, Kernely González, Yomaris Rodríguez, Angélica Hidalgo, Dismery Guzmán, Fior González, Cresencio Rivera, Miguel Peña, Sandra Amparo, entre otros.

A continuación el texto íntegro de los fundadores y miembros de Convergencia.

¡JUNTOS POR LA UNIDAD DEL CDP!

Documento sobre la situación que afecta al Colegio Dominicano de Periodistas (CDP)

Desde la entrada en vigor de la Ley 10-91, que crea el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y sus estructuras de apoyo, como el Instituto de Previsión y Protección del Periodista (IPPP), se tuvo la esperanza de que se contaría con una herramienta genuina de sustitución del Sindicato Nacional de Periodistas Profesionales (SNTP), para la defensa, el desarrollo y la protección del periodista.

Pero, 28 años después, seguimos albergando la certidumbre de que una nueva directiva trabaje para devolver el brillo perdido, la credibilidad abatida y el prestigio que amerita el correcto ejercicio de una profesión noble y salvaguarda  de la institucionalidad democrática.

Algunas gestiones han trabajado con ese propósito, pero el exiguo apoyo de los miembros y las instancias que deben contribuir con la materialización de ese cometido, ha permitido que el CDP sea tomado muchas veces por personas que, bajo la influencia de un populismo malsano, ha socavado su base. El movimiento Marcelino Vega ha gobernado en varios períodos, y ha ahondado la crisis, por no tener la visión desarrollista requerida.

Mientras los otros gremios profesionales obtienen las mejores reivindicaciones, en el CDP los recursos procedentes del medio por ciento de la publicidad insertada y cobrada, así como los insignificantes aportes oficiales y privados, no han sido usados con la debida eficiencia.

El caso más reciente y penoso es el de la suspensión de un auxilio mensual de 120 mil pesos por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, sin que se haya explicado las razones de esta medida y, peor aún, la actual tampoco ha dicho nada. Por años, nuestra organización ha navega como una cenicienta en un barco  a la deriva, sin un capitán que sepa conducirla a un destino cierto.  

Los fundadores de Convergencia y sus aliados teníamos la confianza en que las actuales autoridades del CDP lo harían viable, pero ya pasado más de un año no se ha cumplido con el programa acordado con las fuerzas internas que, con su trabajo y su voto, determinaron su elección.

En este contexto, y haciendo uso del derecho que nos otorga el haber abrazado esta honorable profesión, llevamos al conocimiento de todos los colegas y del país una serie de inquietudes, precisiones y planteamientos que ayudarán a comprender el problema y a procurar soluciones en favor de nuestro hogar profesional.

Con mucha pena, pero asumiendo que el colectivo periodístico está  por encima de los intereses grupales y apetencias personales, y considerando que su entidad ha perdido su verdadero rol e incidencia en las decisiones nacionales que protegen, defienden y salvan la democracia y a la Nación, los movimientos o corrientes internas del CDP firmantes, consideramos necesario emitir las siguientes consideraciones:

Primero, que por razones políticas, gremiales o particulares de las actuales autoridades del CDP, no ha sido puesto en marcha el Plan Estratégico y el programa de trabajo propuesto en la pasada campaña, ni cumplidos los compromisos asumidos con el movimiento postulante y los aliados, conforme a lo aprobado en el taller realizado el domingo 8 de octubre de 2017, con la participación de 55 dirigentes de todo el país.

El plan sancionado en la sede del Colegio de Notarios en esa fecha contiene las actividades a ser ejecutadas en el corto plazo (100 días), en el mediano plazo (dos años) y el largo plazo (10 años). Incluye:

1.- Acciones urgentes para disminuir el desorden imperante en el ejercicio profesional, con la usurpación lacerante.

2.- Plan de cobro, con intimaciones y sometimientos judiciales a los morosos.

3.- Auditoria urgente a gestiones anteriores y a las actividades operativas del CDP y del IPPP.

4.- Preparar un anteproyecto de modificación de la Ley 10-91, pero luego de que el CDP fuera fortalecido en su estructura financiera-administrativa, se relanzara su deteriorada imagen, se incorporaran a destacados colegas en comisiones de trabajo e ingresaran miles de egresados universitarios que no se han interesado por el Colegio.

Segundo, para suplir inconvenientes del profesor Adriano de la Cruz, el taller decidió la designación  de David Roberto Lorenzo Marte como Director Ejecutivo pero, no obstante tener dos profesiones, exhibió indisciplina en el trabajo, un pronunciado déficit gerencial y una capacidad de exclusión oculta.  Improvisadamente  realizó un seminario, nada más y nada menos que los días 22, 23 y 24 de diciembre de 2017, con una escasa  asistencia, pese a la advertencia de que fracasaría por ser un período navideño.

Posteriormente, presentó al Congreso Nacional un anteproyecto de modificación a la Ley 10-91 sin someterlo al escrutinio de los dirigentes del CDP y sus  seccionales del interior y el exterior, los movimientos internos, las escuelas universitarias de Comunicación Social, los círculos especializados, ni de los legisladores periodistas, que son un senador y cinco diputados con raíces gremialistas.

Incluso, la propuesta de rehabilitación de la Casa Nacional del Periodista no fue tramitada por los canales adecuados, en incumplimiento del Plan Estratégico y de la propuesta electoral, y ni siquiera se han dado los primeros pasos para la creación de la Escuela Gremial, y  se limitó la primera jornada de la Semana del Periodista a un abultado programa de actividades, que devino en un reducido auditorio.

Tras ser designado durante el semanario, Lorenzo Marte decidió aplicar su propio librito y dejar sin efecto todo lo aprobado en ese concurrido evento. La espontaneidad domina su desempeño, y ahora alega que lo dejaron solo, cuando nunca ha hecho caso a las sugerencias del equipo de asesores, formuladas a través de cartas y en tres reuniones combinadas de los organismos principales del CDP.

Entre los ingentes esfuerzos para que la actual directiva del CDP produjera resultados provechosos,  en una reunión conjunta realizada el 14 de marzo de 2018 fue creada una comisión de evaluación del Plan Estratégico y la reestructuración del movimiento Convergencia que, por cerca de 18 años, ha sido secuestrado por Lorenzo Marte, quien rubricó el acta que propone la  conformación de una directiva colegiada provisional. En franca violación de lo acordado, llamó a algunos amigos y a nuevos colegiados, sin invitar a los dirigentes institucionales ni a los fundadores,  en una especie de golpe de Estado.

Esta actitud, no bien intencionada y medalaganaria, ha traumatizado considerablemente la gestión del IPPP, cuyo presidente, Juan Carlos Bisonó y los demás directivos, han visto muy restringida la acción recaudadora y el cumplimiento de las obligaciones con las empresas periodísticas y los colegas que reciben algún tipo de socorro.

Todo ha marchado tan hacia atrás que ni siquiera se ha vuelto a otorgar las pensiones de cada año a los periodistas, por la solapada interferencia del Marcelino Vega en la Presidencia de la República. Además, los dirigentes de este movimiento no dejaron un solo centavo para entregar ayudas de tres mil pesos mensuales a muchos colegas de edad avanzada y con problemas de salud.

En conclusión, la actual directiva del CDP ha seguido el norte de las anteriores, que tan severamente criticamos y combatimos, con la excepción del empeño que, por su dedicada trayectoria de académico y comprobada honradez, ha llevado consigo el profesor Adriano de la Cruz, propuesto para marcar una especie de transición en el proceso de recuperación del CDP y todos sus organismos.

Por todo ello, los movimientos firmantes queremos dejar bien claro que no somos responsables de la dejadez y el manejo personalista y excluyente de su actual Dirección Ejecutiva. Y, en ese tenor, nos desligamos de sus decisiones.

El Colegio de Periodistas merece mejor suerte, y todos estamos obligados a procurar lo bueno y a combatir lo malo, venga de donde venga.

Nuestro CDP está en una situación de emergencia y se hace urgente que todos y cada uno de sus miembros abracemos con fervor los esfuerzos que sean necesarios para acudir en su rescate y fortalecimiento. Ahora debemos dejar de lado las confrontaciones innecesarias y hacer posible que el interés de nuestra entidad esté por encima de las rebatiñas grupales y personales.

¡Juntos, podemos lograrlo!

Atentamente,                                                                           

POR LOS FUNDADORES Y MIEMBROS DEL MOVIMIENTO CONVERGENCIA.

Oscar López Reyes, Santos Aquino Rubio, Pura Blanco Tineo, Wilfredo Medina, Cassandro Fortuna, Ramón Lora, Ramoncito Lora, Roque Zabala, Manuel Díaz, Sahony Cueva, Adriano de la Rosa, Narciso Pérez, Víctor López, Marcia Acero, Tomas de la Rosa, Marlenis Castro, Carla Reynoso, Adriana Gómez, Geldy Almonte, Carlos Ramírez Báez, Argelys Quiñonez, Eduardo Guerra, Kernely González, Yomaris Rodríguez, Angélica Hidalgo, Dismery Guzmán, Fior González, Cresencio Rivera, Miguel Peña, Sandra Amparo, entre otros.

Comentarios

Compartir