Motivos para aumentar tasa de política monetaria en BC

Luego de mantener durante casi un año la tasa de política monetaria (TPM) en 5.25%, el Banco Central (BC) decidió aumentarla en 25 puntos básicos, con lo que subió a 5.50% anual.

Para Luis Veras, analista financiero con certificación CFA, la medida responde a la tensión en los niveles de tasas de interés, sobre todo en países cuyas principales actividades internacionales se realizan en dólares estadounidenses, como en el caso de República Dominicana.

En adición, explica, el incremento del precio del crudo pone presiones inflacionarias adicionales que se sienten en República Dominicana, al ser netamente importador de petróleo y derivados.

A nivel local, las autoridades monetarias citan el dinamismo en el sector financiero doméstico resultando en expansión del crédito privado, incremento de los agregados monetarios y crecimiento económico por encima del potencial, como factores que engrosan las presiones inflacionarias.

“Consecuentemente, es entendible que el Banco Central realice un incremento de tasas y se mantenga observando estos niveles muy de cerca el resto del año, con el propósito de moderar las amenazas de incremento de precios generales y mantener los niveles de inflación dentro de las metas establecidas”.

Asimismo, señala que las condiciones macroeconómicas están dadas para que estas presiones, tanto locales como externas, se mantengan, por lo que considera posible que el Banco Central se vea en la necesidad de realizar incrementos adicionales durante el resto del año.

El economista Luis Rodríguez Diloné, de la firma Partners Fiduciarios, también entiende que en el futuro se podrían realizar otros aumentos en la tasa de interés.

Rodríguez Diloné considera que ese aumento tiene carácter de contención de la inflación, debido a un incremento en los precios y la tasa de cambio del dólar, que en junio se colocó en RD$49.32.

ADEMÁS:  Pedro Brache considera justificado el aumento de la tasa de política monetaria

Resolución

La decisión de la autoridad monetaria, según el reporte del Banco Central, se sustenta en un análisis exhaustivo del balance de riesgos en torno a las proyecciones de inflación, los principales indicadores macroeconómicos nacionales, el entorno internacional relevante, las expectativas del mercado y los pronósticos de mediano plazo.


Según el Banco Central, los pronósticos de inflación indican una tendencia gradual al alza, producto de mayores precios del petróleo, presiones de demanda interna y un aumento en la incertidumbre en los mercados financieros internacionales, “por lo que se evidenciaba la necesidad de un cambio de postura en la política monetaria que procure el cumplimiento de la meta en el horizonte de política de dos años”.

Durante los primeros seis meses del año, la inflación acumulada fue de 1.43%, por lo que la inflación interanual de junio de 2017 a junio de 2018 se ubicó en 4.63%, por encima del punto medio del rango meta de 4.0% +/- 1.0% establecido en el Programa Monetario, explica el Banco Central en la resolución.

Desde el año 2016 a la fecha, el Banco Central ha aumentado la tasa de política monetaria en tres ocasiones. Después de 17 meses sin movimiento, en noviembre de 2016 pasó de 5.00% a 5.50%; en abril de 2017 fue incrementada a 5.75%.

Sin embargo, en agosto de ese mismo año la redujo a 5.25% y casi un año más tarde (el mes pasado) ocurrió el más reciente incremento, donde las autoridades monetarias advirtieron sobre una tendencia gradual al alza de la inflación, producto de mayores precios del petróleo, presiones de demanda interna y un aumento en la incertidumbre en los mercados financieros internacionales.

ADEMÁS:  Banco Central informa que el IPC de junio registró una variación de 0.21%

Precios

En 2016 el índice de precios al consumidor (IPC) registró el segundo nivel más bajo de los últimos 33 años. El Banco Central reportó un 1.70% de inflación anualizada. Sin embargo, desde diciembre de 2016 a igual mes de 2017, el IPC registró una variación relativa de 2.5 puntos porcentuales, al pasar de 1.70% a 4.20%.

Para abril de 2017, cuando la tasa de política monetaria aumentó 25 puntos porcentuales, el IPC registró una variación de 0.27% respecto a marzo. Mientras que en julio la inflación interanual se redujo en casi un punto porcentual, al pasar de 3.51% a 2.54%.


Ante el rezago de la economía, la Junta Monetaria aprobó en julio la liberalización de RD$20,400 millones del encaje legal, para ser destinados al sector productivo.

También, debido a la evolución de los principales indicadores macroeconómicos nacionales, en julio de 2017 el Banco Central decidió reducir la tasa de política monetaria en 50 puntos básicos, de 5.75% a 5.25%.

En el último semestre de 2017, la inflación interanual continuó aumentando hasta llegar a 4.20% en diciembre, aunque en enero de 2018 se redujo a 3.86%.

En marzo de este año, el IPC inició el alza otra vez y en junio llegó a 4.63%, una de las razones por las que el Banco Central decidió aumentar la tasa de política monetaria.

Tasa de cambio

Entre octubre y diciembre de 2016 se mantuvo una estabilidad relativa del peso dominicano, debido a que solo se depreció RD$0.24 o 0.51%. En este período, el dólar pasó de RD$46.34 a RD$46.58 para la compra, y para la venta pasó de RD$46.43 a RD$46.67, lo que significa un aumento neto de RD$0.24.

ADEMÁS:  Inflación en Estados Unidos se ubica en 2.8% interanual, la mayor en 6 años

Sin embargo, en los primeros meses de 2017 la cotización de la moneda estadounidense se mantuvo con una tendencia alcista, al pasar de RD$46.68 en enero a RD$47.28 en abril, una diferencia absoluta de RD$0.6, equivalente a 1.28%.

En el segundo semestre del año pasado el dólar continuó en aumento, pasando de RD$47.44 en julio a RD$48.11 en diciembre, para un aumento de un 1.41%.

El valor de la divisa de Estados Unidos en el país siguió incrementando durante este año. En enero el dólar se cotizaba a RD$48.33 y en junio ascendió a RD$49.32, para una diferencia absoluta de RD$0.99, que representa un aumento de un 2.04%.

Reserva Federal

En el período analizado, las tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) mostraron cuatro variaciones. En diciembre de 2016 la tasa de la Reserva Federal estaba en 0.75% y para marzo de 2017 aumentó 0.25 puntos porcentuales. En ese año la tendencia continuó al alza, debido a que en junio llegó a 1.25% y en diciembre las tasas se elevaron en un rango de 1.25% a 1.50%.

Este año, como resultado del dinamismo de Estados Unidos y del alza de los precios del petróleo en el mercado internacional, las presiones inflacionarias han aumentado en ese país.

Para contrarrestarlas, la FED ha continuado con su proceso de normalización monetaria incrementando la tasa de política en 50 puntos básicos en lo que va de año. Los ajustes de tasas de la FED continuarían por el resto de 2018 y 2019, explicaron las autoridades monetarias.

Comentarios

Compartir