China, EU, Rusia, Venezuela, RD y otros /Por Luís Céspedes Peña

El mundo vive hoy una convulsión sin precedentes en la historia, en la cual sus principales protagonistas son los intereses políticos y económicos.

El presidente Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con castigar a los países que penalizan a esa nación con la aplicación de aranceles a sus productos y China, una de las potencias más grandes, no pensó para responderle anunciando que ese país, le impondrá impuestos a esos artículos por más de 50 mil millones de dólares.

El presidente Vladimir Putin, el gran líder de Rusia, reelecto en varias ocasiones, es como una serpiente que ataca, se alimenta y luego se resguarda para sólo ganar batallas.

China, con su poderío miliar y económico, ataca fuertemente a Estados Unidos, pero debe cuidarse, debido a que sin Norteamérica esa gran nación puede sufrir un colapso, en virtud de que su mayor exportación de tejidos, así como de otros artículos,  está dirigida a ese mercado, especialmente los de Zonas Francas.

Si Estados Unidos, sin importar que es un gran deudor de China, le cierra esa válvula comercial, el país asiático no resistirá el golpe, por lo que no debe dejarse llevar del fanatismo o el oportunismo momentáneo, en virtud de que el país más poderoso del mundo sabe “golpear” y tiene la ventaja de que sus dólares, aunque no tengan respaldo en la Reserva Federal, que es lo mismo que sin fondo, valen más que todo el dinero del mundo.

El dinero de China, vale en su país y el de Rusia es igual, pero el dólar norteamericano lo es en todos los continentes. ¡No es lo mismo!

Debe verse en  el espejo que usa el Presidente Putin. Venezuela acusa al Presidente de República Dominicana, Danilo Medina, de traicionar a Juan Bosch, al unirse a las naciones que tildan de ilegales sus últimas elecciones presidenciales.

Creemos que el Presidente Nicolás Maduro debe cambiar su estrategia. Aunque hay cosas que defiende con mucho honor, no debe otorgarle ningún tipo de excusa para que  Estados Unidos pueda actuar, ahora apoyado por una resolución de la Organización de las Naciones Unidas.

Las negociaciones desarrolladas en República Dominicana entre el gobierno y la oposición de Venezuela, no fueron bien conducidas por el oficialismo. ¡Maduro falló!

Pudo haber cedido algunas cosas, porque, de hecho, ya tenía ganadas las elecciones. Eso hizo que el Presidente Medina le diera la espalda y eso aportará graves consecuencias.

El nuestro país, la lucha por las candidaturas se incrementan. No hay ninguna duda de que el Presidente Medina le suma millones de votos que antes eran adversarios al Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

A pesar del gran liderazgo del ex Presidente Leonel Fernández, las primarias abiertas le dan la ventaja a Medina, especialmente con los votos campesinos, parte de los industriales, la base llamada “morada”, profesionales y empleados del Estado. ¡Y en el Partido Revolucionario Moderno (PRM), al ex Presidente Hipólito Mejía es el favorito con ese sistema electoral!

El trabajo de exceso de celo se la seguridad del ex Presidente Fernández, algo que venimos escribiendo desde hace más de 15 años, la cual impide que más seguidores se acerquen al líder político, por temor a un agravio, continúa como un gran restador de votos en contra del aspirante a la Presidencia.

También hay que destacar el trabajo concientizador que está desarrollando el Tribunal Constitucional a nivel nacional,  bajo la dirección del doctor Milton Ray Guevara,  el cual incluye a diferentes sectores de la sociedad. ¡Felicitaciones!

Hay que admitir que las acusaciones de sobornos de la constructora Odebrecht, salpica a las dos principales organizaciones políticas del país, como son los Partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y Revolucionario Moderno (PRM).

Ese problema está en Brasil, de donde es la Odebrecht, Ecuador, Perú, RD  y otras naciones. Lo que sí se puede asegurar es que el gran ganador de ese conflicto y el Lavado de Activos, es Estados Unidos.

En Estados Unidos nadie cae preso por sobornos, sobre-evaluación de ventas de propiedades, simplemente porque hay una Ley de Cabildeo. El cabildero paga los impuestos y ya está facultado para comprar a un precio o vender a otro.  E, incluso, puede ser un cabildero para gestionar la asignación de obras públicas a determinadas compañías.

Tiene derecho a comprar una zafra de azúcar en República Dominicana, sin venir al país, y vendérsela a otros compradores sin ver el producto.

Son propietarios de lo que no tienen, pero están amparados por la Ley de Estados Unidos. Probablemente ustedes no lo crean, pero la Odebrecht es una de las constructoras que fabrica más edificios públicos y privados en Miami (Estados Unidos). ¡La misma de Brasil!

No estamos defendiendo la corrupción de ninguna persona o Estado. ¡Sólo haciendo una comparación! Es lamentable, pero las buenas obras sociales ya no parece que están formando parte del interés mundial. Y es esa la razón por la cual los católicos y evangélicos aumentan la presión para impedir el aborto con “camuflaje”  o no.

¡Gracias por leernos!

Comentarios

Compartir