CONFERENCIA EJERCICIO DEL PERIODISMO EN CONSTANZA.

Ética periodística es la definición teórica y aplicación práctica permanente y obligatoria de normas conductuales y de procedimiento establecidas en el presente Código, que deben observar los miembros de la Orden para que su actuación profesional sea correcta y socialmente útil.

La ética es uno de los principales factores que participan en las relaciones humanas y, por ende, en la comunicación, ámbito en el cual apunta al deber de actuar con objetividad al momento de informar, porque todos los hombres y mujeres tienen el derecho humano de conocer lo que sucede dentro del espacio en que habita, esto permite configurar la realidad.

Código de Ética del Periodista

“El periodismo es un servicio de interés social y la información un bien común, el periodista asumirá como su primer deber y derecho la defensa de la libertad de prensa, y se compromete a ejercer la profesión con plena conciencia”, dice el artículo uno del Código de Etica del Periodismo Dominicano.

En artículo 2 dice: “Sera deber del periodista reconocer y defender el derecho universal de las personas a informar y ser debidamente informadas”.

Los periodistas debemos luchar y defender el derecho al acceso a las fuentes noticiosas públicas y las fuentes privadas de interés público, informar los hechos tal y como ocurren, y denunciar los actos que violenten o impidan el derecho a la información y a la libertad de expresión de los ciudadanos.

La ética de un periodista necesariamente tiene que ir vinculada a la ética de los medios de comunicación y su independencia.

Un periodista se mantiene en un constante dilema ético diariamente, con sus testimonios, empezando en su casa, con su familia, donde vive, con quienes comparten, con sus compañeros de trabajo, cumplir con sus compromisos como ciudadano, en fin con la sociedad, ser respetuoso de la Constitución y las leyes.

Autocensura y censura principal violación a la Etica

Consideramos que la principal violación al Código de Etica de un periodista es que se autocensura y la censura impuesta por sectores externos, políticos, Estado o sus instituciones, en el caso de la corrupción, casos delincuenciales, como narcotráfico, cuando no se atreven a publicar informaciones que afecte a sectores que se convierten en intocables y esto lógicamente le hace un daño terrible a la sociedad, porque dejan de recibir las informaciones que reclaman y en ocasiones ponen al periodista en el dilema ético o al filo de la navaja,  haciéndose dueño del silencio para poder sobrevivir.

Sin embargo, ahí donde se  combinan formación profesional, talento y dedicación, que obliga internamente al periodista a hacer una información que no sea sesgada por intereses, presentar las partes involucradas para que la sociedad esté correctamente informada.

LA ETICA DEL PERIODISTA

 

Para todos los periodistas del universo

CODIGO INTERNACIONAL

En el desarrollo de sus actividades el periodista tiene derechos, pero igualmente obligaciones. El siguiente código es e obligatorio cumplimiento en todos los países democráticos del mundo por la totalidad de periodistas íntegros.

1.- El derecho del pueblo a una información verídica

El pueblo y las personas tienen el derecho a recibir una imagen objetiva de la realidad por medio de una información precisa y completa, y de expresarse libremente a través de los diversos medios de difusión de la cultura y la comunicación.

2.- Adhesión del periodista a la realidad objetiva

La tarea primordial del periodista es la de servir el derecho a una información verídica y auténtica por la adhesión honesta a la realidad objetiva, situando conscientemente los hechos en su contexto adecuado.

3.- La responsabilidad social del periodista

En el periodismo, la información se comprende como un bien social, y no como un simple producto. Esto significa que el periodista comparte la responsabilidad de la información transmitida. El periodista es, por tanto, responsable no sólo frente a los que dominan los medios de comunicación, sino, en último énfasis, frente al gran público, tomando en cuenta la diversidad de los intereses sociales.

4.- La integridad profesional del periodista

El papel social del periodista exige el que la profesión mantenga un alto nivel de integridad. Esto incluye el derecho del periodista a abstenerse de trabajar en contra de sus convicciones o de revelar sus fuentes de información, y también el derecho de participar en la toma de decisiones en los medios de comunicación en que esté empleado.

5.- Acceso y participación del público

El carácter de la profesión exige, por otra parte, que el periodista favorezca el acceso del público a la información y la participación del público en los medios, lo cual incluye la obligación de la corrección o la rectificación y el derecho de respuesta.

6.- Respeto de la vida privada y de la dignidad del hombre

El respeto del derecho de las personas a la vida privada y a la dignidad humana, en conformidad con las disposiciones del derecho internacional y nacional que conciernen a la protección de los derechos y a la reputación del otro, así como las leyes sobre la difamación, la calumnia, la injuria y la insinuación maliciosa, hacen parte integrante de las normas profesionales del periodista.

7.- Respeto del interés público

Por lo mismo, las normas profesionales del periodista prescriben el respeto total de la comunidad nacional, de sus instituciones democráticas y de la moral pública.

8.- Respeto de los valores universales y la diversidad de las culturas

El verdadero periodista defiende los valores universales del humanismo, en particular la paz, la democracia, los derechos del hombre, el progreso social y la liberación nacional, y respetando el carácter distintivo, el valor y la dignidad de cada cultura, así como el derecho de cada pueblo a escoger libremente y desarrollar sus sistemas políticos, social, económico o cultural.

El periodista participa también activamente en las transformaciones sociales orientadas hacia una mejora democrática de la sociedad y contribuye, por el diálogo, a establecer un clima de confianza en las relaciones internacionales, de forma que favorezca, en todo, la paz y a justicia, la distensión, el desarme y el desarrollo nacional.

9.-La eliminación de la guerra y otras grandes plagas a las que la humanidad

El compromiso ético por los valores universales del humanismo previene al periodista contra toda forma de apología o de incitación favorable a las guerras de agresión y la carrera armamentística, especialmente con armas nucleares, y a todas las otras formas de violencia, de odio o de discriminación, especialmente el racismo.

 

1.- ¿Derecho a la información? Este derecho no es absoluto como sucede con todo derecho, debe armonizarse con los otros derechos, en este caso, con el derecho a la intimidad que reclamaba el paciente.
2.- ¿Callar es cohonestar el delito? El delito, como tal, había sido informado a la policía. Callarlo ante las autoridades sí sería cohonestar. Callarlo ante la prensa, como en el caso, priva a un medio de una información que no se le debe. La ciudadanía está obligada a declarar ante las autoridades, no ante los medios.

3.- ¿Asunto de interés público, que excede el interés privado? No es de interés público el conocimiento de este caso específico, uno entre otros muchos que han permitido a la opinión pública informarse sobre este método de guerra. Otras víctimas han declarado ante los medios porque se sentían protegidos, o por cualquiera otra razón. El interés de un medio o de un periodista no se convierte, automáticamente, en interés público y, en todo caso, no implica el desconocimiento del derecho a la intimidad, del que se desprende el derecho a mantenerse en silencio.

4.- ¿No había lugar a la intimidad porque la policía ya había informado? Una de dos: o ya no había intimidad porque la policía había dado toda la información y, en consecuencia, no debía importunarse al paciente o había algo más, distinto de la información dada por la policía, y el paciente tenía derecho a callarlo. Es su intimidad, es decir, el derecho a mantener oculta la vida personal y a no ser molestado.

5.- ¿Debía hablar para que no se repitiera esta atrocidad? Nadie puede garantizar que esta historia impedirá que se repitan estas atrocidades. No es una historia única y otras historias iguales, ampliamente informadas, no han cambiado las cosas, razones que invalidan la relación causa-efecto que, sofísticamente, el periodista quiso establecer.

Este detallado seguimiento de los argumentos que el periodista suele invocar para justificar la invasión a la privacidad de las víctimas, aporta una clara descripción de las reservas mentales y sofismas con que tropieza el respeto a la intimidad ajena, cuando sobre el derecho de las personas se pretende imponer el derecho de los medios de información.
Más allá del ejercicio común de mirar unos derechos como si tuvieran más jerarquía que otros, se impone la tarea ética por excelencia de armonizarlos, esto es, de respetar sus límites y sus áreas comunes. Esto es lo más aconsejable en el caso propuesto en que al hospital le corresponde velar por el derecho de sus pacientes a la intimidad, dentro de un marco de respeto del derecho a la información.

Documentación.
El ámbito de lo que puede ser objeto de información y comunicación pública se determina con ayuda de tres categorías básicas: existe lo público, lo privado y lo íntimo. Los tres tienen la unidad de la persona humana, reflejan su diversidad y aspiran a la armonía y a la coherencia propias de la personalidad humana.
Lo íntimo es sólo informable si se dan dos condiciones: la primera, que la intimidad haya sido exteriorizada libremente, voluntariamente por la persona que es su sujeto y  la segunda condición es que esa exteriorización voluntaria de la intimidad tenga relevancia comunitaria.
Lo privado no es, en principio, objeto de información y de comunicación pública. La regla general es, pues la exclusión de lo privado del objeto de la información. Por tratarse de una regla general, tiene excepciones. Cabe el consentimiento, a través del cual se legitima la transferencia de lo que es privado al ámbito de la información pública. Y cabe también informar de lo privado -aunque no exista ese consentimiento- si esos hechos o acciones, o circunstancias privadas tienen una conexión inmediata, directa y clara con el ámbito de lo público.
Lo público es el ámbito propio de la información y la comunicación social. Lo público, ha de tratarse públicamente. Las excepciones a la publicidad de lo público han de ser mínimas y plenamente justificadas por la defensa y salvaguardia de un derecho que sintetiza todos los derechos sociales: el derecho a la paz.
Carlos Soria.
En Etica de las Palabras Modestas. Universidad Pontificia Bolivariana. Medellín. 1997

 

 

RESPONSABILIDAD SOCIAL DEL PERIODISTA Y COMUNICADOR

–Periodista

Es un profesional de la comunicación social que tiene como misión buscar, investigar y redactar una información de interés público para ser transmitido por un medio de comunicación.

La ley 10-91 “periodista: profesional graduado de las escuelas de periodismo y-o comunicación social de nivel universitario, y al que tiene pro ocupación principal, regular y retribuida, buscar, obtener y emitir informaciones u opiniones en publicaciones periódicas, en medios audiovisuales, en agencias de noticias, en oficinas y agencias destinadas a la distribución de informaciones, y que obtiene de esa ocupación los principales recursos para si subsistencia”.

Gedeon Santos (Pte. INDOTEL)……. “El periodista es la voz del pueblo, la expresión de sus inquietudes y ansiedades, la síntesis de sus vivencias comunitarias, el colidoscopio que refleja las expectativas en que vivimos”

El periodista debe asumir con plena y absoluta conciencia la defensa de la libertad de expresión de todos los ciudadanos y la libertad de prensa para hacer posible este derecho fundamental, considerado la madre de todos los derechos.

Es responsabilidad del periodista defender los derechos fundamentales de todos los ciudadanos, sobre todo el derecho de ser y estar debidamente informado de los hechos de interés públicos que ocurren en una sociedad.

Este derecho conlleva la defensa de no tener obstáculos para buscar, investigar y transmitir las informaciones de interés a la sociedad, me refiero al libre acceso a la información pública e información privada de interés público, como lo establece el artículo 49 de la en la Constitución.

Es responsabilidad del periodista denunciar por cualquier medio,  intento que tienda a violar los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el de elegir y ser elegido, el derecho a la información, la liberad de expresión, libertades públicas, que se trate con respecto y dignidad, con justicia, igualdad, acceso a la educación, a la cultura, a la ciencia, la convivencia social, a religión, afiliación políticas y social, a la salud, la violencia, defender los recursos naturales y el medio ambiente, entre otros derechos que tienen los ciudadanos.

Para garantizar el ejercicio del periodismo, en cualquier país del mundo, los Estados han establecido en sus respectivas constituciones, leyes, convenciones, pactos, etc. el derecho a reservar las fuentes o secreto profesional, a la no censura y autocensura, a la clausula de conciencia, entre otros.

Sin embargo, así como el periodista tiene derechos, también tiene deberes a cumplir, respetar en la sociedad. Un periodista debe ser un ejemplo en el cumplimiento de sus deberes y normas en la sociedad.

No podemos pasar por alto el derecho a réplica y rectificación que tienen los ciudadanos sobre una información no precisa, confusa o anti ética publicada en un medio de comunicación. Para dar respuesta a esto se creó la Ley 6132 y la Constitución, que obligan al periodista y/o al medio a cumplir con estos derechos o ser sometidos a la justicia o al tribunal moral, como es el Tribunal Disciplinario del Colegio Dominicano de Periodista.

VIOLACIONES QUE SUELE COMETER  LOS PERIODISTAS

1.-Apelar al secreto profesional para justificar acciones ilegales o encubrir hechos de interés público.

2.-No recibir remuneraciones o ser empleado en la fuente donde es asignado.

3.-No utilizar métodos deshonestos para obtener información

4.-No difundir como si fueran noticias ningún mensaje comercial sin su identificación,  ni utilizar imágenes para promoverlas. Ej. Políticos.

5.-Ocultar información de interés público

6.-Utilizar documentos falsos o  desconocidos para hacer una información.

7.-Desinformar de manera premeditada o difusión de rumores

8.-Firmar como suya informaciones que no hizo. (plagio)

9.-Difamación  y la injuria.  Censurarse o autocensurarse.
10-Delatar a personas perseguidas de las cuales haya tenido información o acceso a ella.

11.-Actuar como confidente para los servicios secretos y organismos de inteligencia.

  1. Inmiscuirse en la vida íntima de las personas, salvo cuando se trate de hechos de interés público.

Periodismo.

Es un servicio de interés social y la información un bien común.

–Comunicación…Es el arte de hacer común una realidad

–Comunicador,.     Es la persona que comunique un mensaje.

–Comunicador social

Es la persona especializada para transmitir mensajes de interés público de carácter social o mantenga vínculos con la sociedad.

Esta es un tipo de comunicación diferente al común del ciudadano, es una persona que tiene una responsabilidad social ante un público y a través de un medio de omunicación, de llevar informaciones de interés general y sin opiniones ni consideraciones personales, que sean claras, precisas, completas, confirmadas, actualizadas, contrastadas, de manera que el público que recibe esa información,  se forme una idea de la realidad de los hechos tal y como ocurren.

Tenemos varios tipos de comunicador social: ej. Locutor: Es un ciudadano   especializado en el manejo de las palabras, calidad de la voz, entonación, para hacer uso de los medios de comunicación audiovisuales, animación musical o el entretenimiento de los oyentes en el caso de emisora de radio, en lectura de noticias, comerciales, emisión de boletines, avisos de interés públicos o publicitarios,   entre otros servicios.

–Camarógrafo de prensa. Un técnico especializado en el manejo de un equipo (Cámara), capaz de grabar imágenes que podrían ser mensajes de interés público o participar, en el interés de transmitirlo a un público o particular, por un medio de comunicación electrónico,  a través de una cámara videografica para ser transmitido por la televisión o internet.

–Fotógrafo de prensa.- Un técnico especializado en manejo de cámara fotográfica con un sentido determinado.

–Editor de prensa.  Es el técnico especializado en el manejo de equipos y programas informativos que permiten editar las grabaciones o filmaciones hecha por un camarógrafo o aficcionado.

–Diseñador grafico. Un técnico especializado en la elaboración de mensajes grafico.

–Publicista.  Un profesional especializado en crear mensajes comerciales y-o sociales para vender o posicionar imágenes, empresas, personas, etc.

–Relacionista público.-Es un profesional de la comunicación cuya misión es mantener o velar por la imagen pública de una institución pública, privada, personaje, marca, etc.

–Información.-Es la transmisión de un mensaje a una persona a otra con el mismo lenguajes

–Información noticiosa

Es una narración de un hecho de interés  público que tiene características diferenciadas de una información común. Una información de interés público debe ser clara, precisa, completa, a tiempo y veraz (confirmada, contrastada, contextualizada). Esa información no puede ser contaminada con opiniones de quien la escribe  o maneja, ni punto de vista del por qué ocurre o no ocurren el o los hechos,  contrario a una información que ve un hecho, la hace una foto con su celular, la sube a facebook, twiter,y en segundo de acuerdo a la cantidd de contactos miles se enteran

 

–Etica

Comportamiento correcto de una persona ante la sociedad

La ética es uno de los principales factores que participan en las relaciones humanas y, por ende, en la comunicación, ámbito en el cual apunta al deber de actuar con objetividad al momento de informar, porque todos los hombres y mujeres tienen el derecho humano de conocer lo que sucede dentro del espacio en que habita, esto permite configurar la realidad.

–Etica del periodista

Es la normativa del ejercicio profesional del periodismo.  Su alcance es subjetivo, busca el equilibrio entre la libertad y la responsabilidad social en el ejercicio de su profesión, es un ejercicio de la conciencia personal de cada uno en cuanto a su rol en la sociedad.

El periodista tiene el compromiso con la sociedad. El periodista tiene normas de conducta diferenciada y exigida como profesional de la prensa al momento de procesar una información periodística.

El periodista debe ser sincero consigo mismo, aspirar siempre a la verdad en la exposición de los hechos, con una explicación precisa de manera que estos hechos sean comprendidos e interpretados tal y como ocurren.

–Sociedad

–Ciudadano

–Ciudadanía

–Democracia

–Transparencia

–Libertad de expresión

–Libertad de prensa

–Derechos fundamentales

–Derecho a la información

–Derecho a ser y estar informado

–Derecho la imagen y buen nombre

–Acceso a la información

–Ley Acceso a la información Publica

–La información es un derecho Público….

–El periodismo anuncia y denuncia….

El articulista no informa opina o coloca su punto de vista de una información determinada, contrario al periodista informa no opina.

 

Periodista y medios de comunicación

Los medios de comunicación social tienen el sagrado deber de llevar información de interés público a los ciudadanos, sin importar nacionalidad, religión, raza, ciudadanos con algún tipo de discapacidad, (sordomudo, ciegos) y deberían obligar tener las tecnologías y condiciones mínimas para llevar estas informaciones a todo público.

Los periodistas en la mayoría de las veces son prudentes al momento de hacer una información, lamentablemente antes de escribir una historia noticiosa ven a quien afecta, si choca o no con los intereses de los dueño, y finalmente deciden escribirla….al final quien deciden es su jefe.

Deben velar por el fiel cumplimiento de las reglas de oro del profesional de la comunicación al redactar una información de interés público que responda a la información precisa, clara, a tiempo y veraz, de lo contrario quien no la presente de esta forma, pierde credibilidad y su dignidad, porque la información es un servicio social.

Es bueno aclarar que la empresa periodística pierde legitimidad cuando distorsionan mensajes para favorecer o no a un determinado sector económico, político, religioso o social, y es vista como un negocio en el que se venden noticias impresas, televisadas o difundidas por radio de acuerdo a sus intereses personales.

Los periodistas debemos cuidarnos de caer en las garras de estos intereses y cumplir con nuestro sagrado deber de informar a la sociedad y evitar convertir caer en la conversión de una noticia o información de interés social en una mercancía para ser consumida por un público determinado.

El rol de los medios de comunicación es agregar valor a los cambios sociales de los Estados, haciéndolos visibles, promoviendo perspectivas de interpretación, generando debates que permiten su observación crítica por parte de la comunidad y contribuir a la transformación de la sociedad y permitiendo la continuidad de los procesos sociales, su articulación en relatos sociales comprensibles.

Sin embargo, los medios de comunicación dominicanos, si bien es cierto que en su mayoría son propiedad de grandes grupos económicos, sus directores, jefes de redacción e información tienen lucha interna permanente por ser prudente y cumplir con su misión de periodista, y someterse a un continuo dilema ético antes de publicar una información, máxime si ésta choca con los intereses de los propietarios del medio para el cual trabaja.

Por suerte para nosotros los principales medios de comunicación de República Dominicana,  están dirigidos por profesionales del periodismo, y los periodistas en su gran mayoría son profesionales del periodismo, contrario a lo que ocurre en otros países cuyos propietarios de los medios colocan en su dirección a personas de su confianza para que le defienda, sin importarle la sociedad sino sus intereses.

Siempre digo que estos directores, que tienen muchos años en sus puestos y reiteran que “nunca los propietarios nos llaman para trazar pautas o líneas informativas”, pero entendemos que en cierto grado estos amigos nuestros lo que son es prudente y cuidan,  como lo hacen los administradores, los intereses de los propietarios, tratando siempre de llevar informaciones de interés público y socialmente útil a los ciudadanos.

Estamos de acuerdo de que los medios deben ser económicamente sostenible, pero lo que no estamos de acuerdo es que algunos empresarios vean un medio de comunicación como una empresa económica y no social, como ocurre en algunas regiones del país, teniendo como fin principal los  beneficios económicos y olvidando su función social. Los beneficios que generan los medios de comunicación deben ir de las manos, económico y social, pero si dejamos correr el beneficio económico por encima del beneficio social, estamos haciendo un flaco servicio a la sociedad y el medio pierde su esencia.  Los beneficios sociales, que se ofrece a través de informaciones, educación, entretenimientos, para citar solo tres, trae consigo tranquilidad,  seguridad, transparencia, compromiso, libertad de expresión, más y mejores inversiones en la sociedad,  y sobre todo el respecto a la constitución y las leyes que nos permitirán vivir una vida más justa.

La internet traza las pautas a los medios

Creemos y defendemos que las nuevas tecnologías, el buen uso de la internet,  las redes sociales, medios digitales de comunicación social por excelencia, que apoyamos que sean considerados como un derecho humano, porque le permite a la sociedad informarse y una  oportunidad para los periodistas para poder llevar las informaciones que llegan a más personas y en menor tiempo.

Ahora bien, estas informaciones tienen que ser diferenciadas con las del público común, porque no es lo mismo una información preparada`por un profesional del periodismo, cuyo deber es presentar, reitero una información clara, precisa, completa, a tiempo y veraz, que un ciudadano que observa  la ocurrencia de un hecho,  toma una foto con un celular, y en segundo la está subiendo a su cuenta de facebook y tweter  a miles o millones de lectores se enteran.

Ya la forma de presentación de las noticias o informaciones periodísticas es muy diferente de hacen apenas 10 años o menos atrás. Antes los ejecutivos de los medios, altos y medios, de un medios se sentaban en la mañana para ver qué iban a sacar ese día o el siguiente, ahora hacen lo contrario, consultan las redes sociales, para ver qué hay en la sociedad, qué se dice,  para buscar los detalles de los por qué ocurren…. De cada hecho, contarlos con los detalles, con la rigurosidad de un profesional del periodismo, para contarlos a sus lectores.

Podríamos afirmar, que entre los medios de comunicación, los periodistas y la gente, hay una especie de comprensión social, en la que ya no es el medio que traza la pauta, sino la sociedad y en algunos casos, lamentable pero es una realidad, los grupos empresariales, gobiernos, propietarios de los medios.

Creemos que el uso de la tecnología de las comunicaciones en sí misma, no es ni buena ni mala, es lo que sus usuarios hagan con ella. Por ejemplo en la casa, la televisión usada como un instrumento para poder recibir una  información periodística o no, sobre el mundo animal, de historia, las ciencias, música, enriquece y amplía los conocimientos de los niños y adultos, si es utilizada como entretenimiento y educativo.

Los periodistas deben usar la tecnología acorde a la usada en la sociedad, no limitarse y cumplir su rol como profesional de la información, debe sintonizar con la idea y necesidades informativas de la gente, que lo haga pensar, descubrir, enterarse sobre algunos hechos que son de interés, aprender de lo que recibe del medio y ser un orientador e información público de la sociedad.

El periodista debe presentar una información de lo que sucede, no simplemente satisfacer curiosidad de qué pasó, cuando, quienes son los afectados, etc., presentar una información que busque causa, averigua los contextos, busca reacciones de la parte contraria, consultas otras fuentes, visualiza la consecuencia, estimula la participación de la gente, debe ser una información que contribuya a mejorar la sociedad, pero solo lo hace un periodista profesional del periodismo.

Sin embargo, una gran parte de nuestros medios de comunicación las noticias más impactantes son las que presentan hechos lamentables, como muertes, atracos, accidentes,  manifestaciones callejeras, huelgas, corrupción, enfrentamiento con policía.

Poderes y dilema del director

En nuestro ejercicio profesional hay tres poderes que mantiene un constante dilema:

1.-El poder de buscar, investigar, preguntar,  las informaciones, una terea que las auxiliamos con lápiz, papel, equipo audiovisual, un poco de talento y astucia, para organizarla, redactarla y presentarla al público.

2.-El poder de publicar  la información. Viene el dilema, si publico a quien afecta o beneficia, se pondrá guapo tal o cual persona o funcionarios, empresarios, religiosos, político, amigos, etc. Los resultados de esta información que ha sido preparada con profesionalidad. Es la prueba de la independencia de la prensa.

3.-El tercer poder es decidir el orden de colocación de esa información, de portada, en segunda y al final, dependerá de un poder de influencia del director del medio.

Los periodistas debemos y tenemos que cumplir nuestro rol con la sociedad, como lo cumplen los sacerdotes para la iglesia católica, los pastores de otras iglesias, los jueces y fiscales, los abogados, y otros profesionales de la sociedad.

Los periodistas no podemos hacernos dueños de nuestro silencio, para preservar nuestra vida o estabilidad laboral, olvidándonos nuestro sagrado compromiso con la sociedad, autocensurándonos, que es nuestro principal mal del periodismo hoy.

Sabemos que los medios son instrumento del poder económico y político, pero los periodistas debemos contribuir a que este poder sea menos lesivo a la sociedad.

A continuación presentamos el código es de obligatorio cumplimiento en todos los países democráticos por la totalidad de periodistas íntegros.

1.-El derecho del pueblo a una información verídica
El pueblo y las personas tienen el derecho a recibir una imagen objetiva de la realidad por medio de una información precisa y completa, y de expresarse libremente a través de los diversos medios de difusión de la cultura y la comunicación.

2.-Adhesión del periodista a la realidad objetiva
La tarea primordial del periodista es la de servir el derecho a una información verídica y auténtica por la adhesión honesta a la realidad objetiva, situando conscientemente los hechos en su contexto adecuado.

3.-La responsabilidad social del periodista
En el periodismo, la información se comprende como un bien social, y no como un simple producto. Esto significa que el periodista comparte la responsabilidad de la información transmitida. El periodista es, por tanto, responsable no sólo frente a los que dominan los medios de comunicación, sino, en último énfasis, frente al gran público, tomando en cuenta la diversidad de los intereses sociales.

4.-La integridad profesional del periodista
El papel social del periodista exige el que la profesión mantenga un alto nivel de integridad. Esto incluye el derecho del periodista a abstenerse de trabajar en contra de sus convicciones no de revelar sus fuentes de información, y también el derecho de participar en la toma de decisiones en los medios de comunicación esté empleado.

5.-Acceso y participación del público
El carácter de la profesión exige, por otra parte, que el periodista favorezca el acceso del público a la información y la participación del público en los medios, lo cual incluye la obligación de la corrección o la rectificación y el derecho de respuesta.

6.-Respeto de la vida privada y de la dignidad del hombre
El respeto del derecho de las personas a la vida privada y a la dignidad humana, en conformidad con las disposiciones del derecho internacional y nacional que conciernen a la protección de los derechos y a la reputación del otro, así como las leyes sobre la difamación, la calumnia, la injuria y la insinuación maliciosa, hacen parte integrante de las normas profesionales del periodista.

7.-Respeto del interés público
Por lo mismo, las normas profesionales del periodista prescriben el respeto total de la comunidad nacional, de sus instituciones democráticas y de la moral pública.

8.-Respeto de los valores universales y la diversidad de las culturas
El verdadero periodista defiende los valores universales del humanismo, en particular la paz, la democracia, los derechos del hombre, el progreso social y la liberación nacional, y respetando el carácter distintivo, el valor y la dignidad de cada cultura, así como el derecho de cada pueblo a escoger libremente y desarrollar sus sistemas políticos, social, económico o cultural.

El periodista participa también activamente en las transformaciones sociales orientadas hacia una mejora democrática de la sociedad y contribuye, por el diálogo, a establecer un clima de confianza en las relaciones internacionales, de forma que favorezca, en todo, la paz y a justicia, la distensión, el desarme y el desarrollo nacional.

9.-La eliminación de la guerra y otras grandes plagas a las que la humanidad
El compromiso ético por los valores universales del humanismo previene al periodista contra toda forma de apología o de incitación favorable a las guerras de agresión y la carrera armamentística, especialmente con armas nucleares, y a todas las otras formas de violencia, de odio o de discriminación, especialmente el racismo.

Finalmente ….dejamos una reflexión del Pontificio Consejo para la Comunicaciones Sociales, cito: “ Frente a graves injusticias, no basta que los comunicadores digan simplemente que su trabajo consiste en referir las cosas tal como son.  Eso es indudablemente su tarea.  Pero algunos casos de sufrimiento humano son en gran parte ignorados por los medios de comunicación, mientras informan acerca de otros,  y en la medida en que estos refleja una decisión de los comunicadores, también refleja una selectividad inadmisible. De forma más fundamental aun, las estructuras y las políticas de comunicación y la distribución de tecnología son factores que hacen que algunas personas sean “ricas en información y otras “pobres en información,” en una época en que la prosperidad, e incluso la supervivencia, depende de la información”.

 

Leyes relacionadas al Ejercicio del Periodismo

Primero debemos partir de nuestra Constitución Dominicana, donde deja bien claro cuales son los principales derechos y deberes que tenemos con la sociedad dominicana.

En el Artículo 49.- Libertad de expresión e información. Dice “toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, ideas y opiniones, por cualquier medio, sin que pueda establecerse censura previa”.

  • Toda persona tiene derecho a la información. Este derecho comprende buscar, investigar, recibir y difundir información de todo tipo, de carácter público, por cualquier medio, canal o vía, conforme determinan la Constitución y la ley;

 

(Esta ley que manda la Constitución de la República es la Ley 61-32 y la Ley 10-91), una ley general y una ley especial, que rigen y regulan el periodismo en la RD y que están en proceso de  modificación.

Las modificaciones a estas leyes traerán grandes debates, por varias razones:  1. Tenemos en los medios de comunicación francotiradores que se amparan en este derecho establecido en la Constitución para decir que ellos tienen “derecho a buscar, investigar, recibir y difundir informaciones de todo tipo”, sin embargo se olvidan que también las Constitución establece y su parte in fine, que manda que deben ser regulada por una Ley, cuando dice “y la Ley”.

  • Todos los medios de información tienen libre acceso a las fuentes noticiosas oficiales y privadas de interés público, de conformidad con la ley;

(Cuando nos habla de conformidad a la Ley se está refiriendo a la Ley 200-04 que ustedes conocen de Libre Acceso a la Información Pública, pero que la Constitución amplia más aun, cuando establece y Libre Acceso a Fuentes noticiosas privadas de interés Público”.

Qué significa Privada de Interés Público, aquí hay empresas privadas cuyos servicios que ofrecen público son determinante para la estabilidad y seguridad de las personas, Ejemplo: El caso de la Quiera de los Bancos, si nosotros tuviéramos mayor acceso a fuentes del sector privado, no existieran ni muchas quiebras, pero tampoco pusiéramos en peligro la estabilidad de un país, por la incidencia de un producto o servicio determinado que va dirigida al público).

2) El secreto profesional y la cláusula de conciencia del periodista están protegidos por la Constitución y la ley;

(Estos son dos derechos exclusivo para los periodistas profesionales, por ejemplo recientemente en Siria hubo una bloquera que fue condenada al pago de 3.0 millones de dólares y dos años de cárcel, porque difamó a una persona, y el juez determinó que ella no era periodista, por lo tanto no podía acogerse al secreto profesional. Siempre le digo a los compañeros periodistas que deben siempre portar su carnet del Colegio, porque es el único que le garantiza legalmente ser periodista, porque recuerden que somos creado por una Ley del Estado (10-91), y la justicia solo reconoce este carnet, como se reconoce al ciudadano dominicano por su cédula, es igual que el abogado, el Colegio de Abogado es el único que dice que usted es o no abogado)

La clausula de Conciencia es otro derecho del periodista que por suerte están protegida en la Constitución y que las nuevas leyes que habrán de aprobarse en el Congreso, (Colegiación y la Ley de Expresión) están bien clara y precisas. Es un derecho que le permite al periodista acogerse a esta cláusula y no escribir o informar sobre algo que vaya en contra de su conciencia, y establece que puedes demitir o renunciar y no pierde sus derechos laborales.

 

4) Toda persona tiene derecho a la réplica y rectificación cuando se sienta lesionada por informaciones difundidas. Este derecho se ejercerá de  conformidad con la ley;

 

(Este es un acápite que favorece al ciudadano, y que pone en juego la credibilidad de cualquier periodista, es un derecho que está bien establecido en los proyectos de leyes que le he mencionados. Todo ciudadano tiene derecho a replica y rectificación ante cualquier denuncia que un periodista o comunicador haga a través del medio comunicación, está bien clara).

5) La ley garantiza el acceso equitativo y plural de todos los sectores sociales y políticos a los medios de comunicación propiedad del Estado.

  (Este derecho en realidad no se cumple y es una lucha que el Colegio y toda la sociedad debe luchar. Mientras menos empresarios tienen medios más lejos se pone el respeto a este mandato constitucional. Observen ahora que estamos en una campaña política, tienen los mismos espacios todos los candidatos, ofrecen los medios oficiales estos espacios para cumpir con este mandato?.

Párrafo.- El disfrute de estas libertades se ejercerá respetando el derecho al honor, a la intimidad, así como a la dignidad y la moral de las personas, en especial la protección de la juventud y de la infancia, de conformidad con la ley y el orden público.

(Algunos compañeros entienden que por tener un carnet de periodista, hacer un programa, tener un blogs,  tienen la libertad y el derecho a denigrar, violar el derecho a la intimidad, el honor, dignidad y la moral de las personas. Este es un derecho que también está concebido en la Constitución en el Artículo  44.- Derecho a la intimidad y el honor personal. Y dice que  toda persona tiene derecho a la intimidad. Se garantiza el respeto y la no injerencia en la vida privada, familiar, el domicilio y la correspondencia del individuo. Se reconoce el derecho al honor, al buen nombre y a la propia imagen. Toda autoridad o particular que los viole está obligado a resarcirlos o repararlos conforme a la ley.

1) El hogar, el domicilio y todo recinto privado de la persona son inviolables, salvo en los casos que sean ordenados, de conformidad con la ley, por autoridad judicial competente o en caso de flagrante delito;

 

2) Toda persona tiene el derecho a acceder a la información y a los datos que sobre ella o sus bienes reposen en los registros oficiales o privados, así como conocer el destino y el uso que se haga de los mismos, con las limitaciones fijadas por la ley. El tratamiento de los datos e informaciones personales o sus bienes deberá hacerse respetando los principios de calidad, licitud, lealtad, seguridad y finalidad. Podrá solicitar ante la autoridad judicial competente la actualización, oposición al tratamiento, rectificación o destrucción de aquellas informaciones que afecten ilegítimamente sus derechos;

 

3) Se reconoce la inviolabilidad de la correspondencia, documentos o mensajes privados en formatos físico, digital, electrónico o de todo otro tipo. Sólo podrán ser ocupados, interceptados o registrados, por orden de una autoridad judicial competente, mediante procedimientos legales en la sustanciación de asuntos que se ventilen en la justicia y preservando el secreto de lo privado, que no guarde relación con el correspondiente proceso. Es inviolable el secreto de la comunicación telegráfica, telefónica, cablegráfica, electrónica, telemática o la establecida en otro medio, salvo las autorizaciones otorgadas por juez o autoridad competente, de conformidad con la ley;

 

4) El manejo, uso o tratamiento de datos e informaciones de carácter oficial que recaben las autoridades encargadas de la prevención, persecución y castigo del crimen, sólo podrán ser tratados o comunicados a los registros públicos, a partir de que haya intervenido una apertura a juicio, de conformidad con la ley.

 

(Estos son los artículos más violados en los medios de comunicación, en su mayoría por personas que son ajenas a nuestra profesión, también incluye a muchos periodistas profesionales, miembros del CDP que cometen este error, y se olvidan que tenemos un código de Etica, pero sobre todo tenemos un Código Moral de nosotros mismos, un compromiso con la sociedad, porque violar el honor y la dignidad de una personas, no se compara con ninguna fortuna del mundo, ni los años que la justicia quiera imponerle en una cárcel. Es un derecho que siempre reclamado respeto, porque quien recoge una información luego que es difundida por  televisión, radio, periódico, o electrónico).

II.. La Declaración Universal de los Derechos Humanos, del 10 de diciembre del 1948, París, Francia establece en su  Artículo  18.- Todas  persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente el culto y la observancia.

Artículo 19.-

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a casa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones  y opiniones, y el de difundirla sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

(Como ustedes ven esta declaración fue firmada y ratificada por el Estado, por lo tanto tiene categoría constitucional y que debe ser respetada por los países firmantes, pero lamentablemente a diario vemos la violación a estos derechos a todos los niveles).

III. Declaración  Americana de los   Derechos Humanos  y Deberes  del  Hombre,  Abril de 1948, Bogota, Colombia, establece en su Artículo  4.- “Toda persona tiene derecho a  la libertad de investigación, de opinión  y expresión  y disfunción  del pensamiento por cualquier medio” y el  Artículo  5.- Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra los ataques abusivos a  su  honra, a su reputación y a su vida privada y familiar. El Artículo 10.-Toda persona tiene derecho la inviolabilidad  y circulación de su correspondencia. Derecho  de libertad de investigación, opinión, de expresión y difusión. Derecho a la protección a la honra, la reputación personal  y  la vida privada  y familiar.

  1. El Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Político, del 16 de diciembre del 1966, establece en su artículo 19.- 1- Nadie podrá ser molestados a causa de sus opiniones, 2-Todas persona tiene derecho a la libertad de expresión, este derechos comprendes la libertad de buscar, recibir y difundir  información e ideas de toda índoles, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en una forma  impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.  3-El ejercicio del derecho previsto en el párrafo  2 de este articulo entraña deberes y responsabilidad especiales. Por consiguiente, puede estar sujeto a ciertas restricciones que deberán sin embargo, esta expresamente fijada por la ley y ser necesaria para: A- asegurarse el respecto al derecho o la reputación de los demás. B-la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas.

V.-Convención  Interamericana  sobre  Derechos Humanos,  del 22 de noviembre del 1969 (Llamado Pacto de San José). En su  Artículo 11.- Protección de la honra y la dignidad.  1-Toda persona tiene derecho al respecto  de su honra y al reconocimiento,  2-Nadie puede ser objeto de injerencia arbitraria o abusiva en su vida privada, en la su familia en su domicilio o en su correspondencia, ni ataques a su honra o reputación.

 

Artículo 13: Libertad de Pensamiento y de Expresión. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección. 2.- El ejercicio del derecho previsto en el inciso precedente no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores, las que deben estas expresamente fijadas por la ley y ser necesarias para asegurar: a)          El respeto a los derechos o a la reputación de los demás, o b)         La protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral pública.  3.  No se puede restringir el derecho de expresión por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares de papel para periódicos, de frecuencia radioeléctricas, o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualesquiera otros medios encaminados a impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones.

(La única censura previa que tiene esta Convención es la que tiene que ver con los espectáculos públicos para proteger la moral de la infancia y la adolescencia).

  1. La ley 6132.

En su artículo 29, establece que “Constituye difamación toda alegación o imputación de un hecho que encierre ataque al honor o a la consideración de la persona o del organismo al cual se impute el hecho”. La publicación o radiodifusión, directa o por vía de reproducción, de tal agresión o de tal imputación es castigable, aún cuando se haga de forma dubitativa o si alude a una persona o a un  organismo no mencionados de una manera expresa, pero cuya identificación se haga posible por los términos de los discursos, gritos, radioemisiones, películas, amenazas, escritos o impresos, carteles o edictos incriminados. Constituye injuria toda expresión ultrajante, término de desprecio o invectiva que no conlleve imputación de hecho alguno.

(Actualmente tenemos a una persona que hacía un programa y editaba una revista en Bani, y solo porque le dijo bufon al periodistas Erasmo Chalas, este fue sometido a la justicia y la SCJ le ratificó la condena, 500 mil pesos y 2 años de cárcel).

Esta ley establece que las imputaciones difamatorias o injuriosas podrán establecerse  contra los directores o administradores de las empresas

Se recuerda el diario Universo, que al sub director y al director fueron condenados a 2 años de cárcel, al pago de tres millones de dólares y el periódico 40 millones de pesos, por el presidente Correa.

Esto puede suceder en cualquier momento con cualquier medio de comunicación, en la que se pueda demandar al comunicador o periodista a un peso de multa y a 100 millones de indemnización al propietario de dicho medios, lo que caminaríamos a la desaparición de los medios de comunicación, si se iniciara esta práctica y no es positivo para ninguna sociedad.

 

VII. OTRAS LEYES DE INCIDENCIA EN LOS MEDIOS.

Ley 153-98,  Indotel. Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones.

Ley 53-07 Delitos de Alta Tecnología. Tenemos dos casos en la Justicia.

Ley 200-04 Acceso a la información Pública .  Artículo 1.- Toda persona tiene derecho a solicitar y a recibir información completa, veraz, adecuada y oportuna, de cualquier órgano del Estado Dominicano, y de todas las sociedades anónimas, compañías anónimas o compañías por acciones con participación estatal,  en Artículo 2.- Este derecho de información comprende el derecho de acceder a las informaciones contenidas en actas y expedientes de la administración pública, así como a estar informada periódicamente, cuando lo requiera, de las actividades que desarrollan entidades y personas que cumplen funciones públicas, siempre y cuando este acceso no afecte la seguridad nacional, el orden público, la salud o la moral públicas o el derecho ala privacidad e intimidad de un tercero o el derecho a la reputación de los demás.  También comprende la libertad de buscar, solicitar, recibir y difundir informaciones pertenecientes a la administración del Estado y de formular consultas a las entidades y personas que cumplen funciones públicas, teniendo derecho a obtener copia de los documentos que recopilen información sobre el ejercicio de las actividades de su competencia,con las limitaciones, restricciones y condiciones establecidas en la ley.

(por lo menos hemos avanzamos tenemos un 115 oficinas de Acceso a la información Pública, aunque aun nos falta mucho trecho por recorrer y los periodistas debemos luchar por que las informaciones están abiertas en la web, sin necesidad de solicitarla)

VIII.  Ley 188-11 Seguridad Aeroportuaria y de Aviación civil. (En su artículo 45.  La divulgación de información relacionada con la capacidades o deficiencias del sistema de seguridad de la aviación civil, es castigada con penas 2 años de cárcel y 20 y 200 salarios mínimos:

Ley 10-91. Crea el Colegio Dominicano de Periodistas que regula y establece orientaciones y requisitos éticos para el ejercicio profesional del periodismo como profesión liberal en la República dominicana.

Ley 136-03. Sobre Codigo del Menor.

Ley 65-00 de Derecho de Autor, en su  Artículo. 33.- Será lícita la reproducción, distribución y comunicación al público de noticias u otras informaciones referentes a hechos o sucesos que hayan sido difundidos públicamente por la prensa o por la radiodifusión.

(Este es un derecho que los periodistas muchas veces no entendemos, inmediatamente un hecho es publicado las informaciones son pública, ahora bien si el documento establece la reserva antes de ser publicado, no puede ser copiado)

Esta ley es violada constantemente, es donde plagia y copian las informaciones de otras, y no le dan su crédito al autor original.

Este es un debate que se ha abierto en los Estados Unidos, sobre los documentos en la web, o la internet, porque hay algunos que cobran las informaciones ofrecidas y algún día habrá que someterlo también en el país, porque quien produce tiene un derecho a recibir por lo que produce.

Ley 20-00 Derecho Propiedad Industrial

Ley 134-03 Crea la Corporación Estatal de Radio y Televisión

Gracias…

José Luis Taveras

Abogado corporativo y comercial, escritor y editor.

En sociedades con bajos estándares autocríticos los medios de masa tienen capacidades inmensas para fabricar percepciones y “virtualizar” situaciones. La virtualización es la aptitud de presentar las cosas que son como si no fueran y las que no son como si fueran.   Las percepciones, por su parte, son interpretaciones de la realidad a partir de condicionamientos internos y externos. No obstante, la conectividad tecnológica de nuestros tiempos le ha permitido al individuo acceder a diversas fuentes de información y hacer sus propias asimilaciones de la realidad.

El ciudadano promedio conoce, por nombres y apellidos, a los dueños de los medios de masa. Esa posibilidad se facilita aún más en nuestro país por la alta concentración de ellos en pocas manos. Por más subliminales y finos que sean los hilos que conectan la información con los intereses de los dueños de medios, existe, en la base social, un claro discernimiento para reconocerlos. Aquellos tiempos en los que la opinión de la prensa era palabra de Dios, pasaron.  Habitamos en una vecindad de intereses muy pequeña.

El derecho a una información objetiva y veraz en la República Dominicana atraviesa por uno de sus momentos más críticos. La concentración de los medios en grupos económicos y políticos ha convertido la información en un producto tan complejo que muy pronto se necesitará, para entenderla o decodificarla, de un instructivo de uso. Esto es así porque, antes de salir, el hecho informativo pasa por redes muy finas de disección, selección y procesamiento. Quien decide lo que se emite o publica, al final de cuentas, no es el medio sino los intereses de sus dueños. Lo peor es que muchos de esos grupos corporativos participan activamente en contrataciones con el Estado; otros son concesionarios de servicios públicos estratégicos y todos intervienen en un mercado que se supone estar regido por reglas de competencia. Esa realidad constriñe severamente la información e impone la autocensura como norma tácita del ejercicio informativo.

 

En esa perversa dinámica hasta la más cotidiana información puede venir contaminada, así, por ejemplo, un medio controlado por un grupo constructor de obras públicas denuncia la falta de una infraestructura en una comunidad. Este hecho, interpretado como un ejercicio socialmente responsable de la información, puede responder al interés del grupo para inducir al gobierno a la construcción de la obra y así licitar en condiciones competitivas ventajosas. Lo mismo puede decirse de un grupo con inversiones en el sector de la generación energética cuando abruma las líneas informativas con noticias sobre los apagones para presionar al gobierno a pagarle deudas atrasadas; o cuando genera artificiosamente una crisis sobre las condiciones de prestación de un servicio público concesionado a la competencia para sacarla. Autores como Chomsky y Herman en su obra “La manufacturación del consentimiento: la economía política de los medios masivos” (1988) analizan cómo los factores del libre mercado contribuyen a exacerbar los prejuicios editoriales y la autocensura en los medios privados. Su argumento es que las condiciones del mercado llevan a los medios a defender los grandes intereses corporativos o gubernamentales para evitar retaliación de parte de estos. El modelo de análisis desarrollado por estos autores sugiere que “la función social de los medios de comunicación es inculcar y defender la agenda económica, social y política de los grupos privilegiados que dominan la sociedad y el Estado”. La idea de que los medios pueden ser “veraces” y “objetivos” es pura propaganda, ya que la propia estructura del mercado lleva a los medios privados a especializarse en un doble sentido: a) a difundir un producto cultural/informativo entretenido sin ninguna dimensión creadora de conciencia social; y b) a defender los intereses de los grupos económicos propietarios o de los que dependen financieramente.

En ese contexto, este artículo nunca podría aparecer en algunos de los principales diarios nacionales. Es más, el solo nombre de su autor bastaría para tirarlo al zafacón virtual. En una ocasión compartí socialmente con dos directores de medios. Les pregunté si me aceptaban como colaborador habitual de opinión. Ligeramente confundidos, se miraron y, después de un breve silencio, uno de ellos me respondió: “¿y el papel del periódico aguantará tu pluma, Taveras?” Todos nos reímos

Muchos periodistas y comunicadores han perdido su identidad personal y su realización individual en los medios porque hasta sus rostros revelan emblemáticamente los intereses de sus dueños. Eso es enajenante. He dejado de ver televisión local porque sé de antemano las posiciones en juego en función de los intereses comprometidos. Los programas de radio son una perfumería con estantes de distintas fragancias: oficialistas, opositoras y corporativas. Cada quien tiene su marca y hasta su precio. El lector, oyente o televidente tiene que hacer una síntesis para aproximarse más objetivamente a la verdad a partir de sus propias deducciones.

 

El tema es tan crítico que hay periódicos cuyo contenido refleja milimétricamente las cuotas accionarias de las empresas que los controlan. Esos medios de expresión negociada o repartida han perdido lectoría e influencia pública. De líderes en el mercado pasaron a ser diarios de clubes porque la población, aún más llana, conoce lo que hay detrás. Son máquinas de estrategias mediáticas y escudos de defensa de agendas económicas.

Hace algunas décadas el problema era de libertad, ahora de autocensura. Las trabas a la libre expresión la imponía el gatillo o las agencias de seguridad del Estado; hoy, la conveniencia del mercado o los compromisos con el gobierno. La misma peste con distinta etiqueta.

El control de la libertad de prensa e información en la República Dominicana es concentrado, privado y absoluto como lo es el derecho de propiedad.  Quien escribe en un medio debe conocer las colindancias de intereses de sus dueños: sus relaciones sociales, comerciales, políticas y religiosas, así como sus ocios, hábitos de consumo y ¡hasta sus preferencias sexuales! Eso confina al comunicador a un temario de liviandades incoloras, inodoras e insípidas, al tiempo de castrar su responsabilidad social. Por eso la prensa del estatus quo es tan pálida, abstracta y eufemística. Y es que, como declaraba el prestigioso periodista  e historiador polaco, Ryszard Kapuściński, “cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante”.

El cuadro adquiere matices surrealistas cuando, a lo antes descrito, se le suma la saturación repetitiva de la misma información. En la radio y la televisión dominicanas actualmente se emiten 873 programas de opinión, todos estructurados bajo el mismo formato de comentarios libres e interactivos, con bajos criterios de producción y basados en la interpretación subjetiva e improvisada de la información que recogen los mismos diarios del día. Pocos aportan valor agregado de producción propia o de investigación. Es una comunicación empírica, repentista y mimética que manipula la información de forma socialmente irresponsable a partir de agendas políticas y particulares retribuidas. Su misión es crear, manejar o diluir, dependiendo de la estrategia, percepciones sobre personas e intereses.

Gracias a Dios por las redes sociales. Es el escenario de la democracia perfecta. Ellas han invertido el triángulo. En el pasado la información era vertical: en el vértice estaban los centros de poder y, en la base, los consumidores pasivos de la información social. Antes, los medios tradicionales decidían qué era noticia, un “producto” que ya venía procesado; ahora la información es horizontal; cada quien la produce de forma relevante desde las propias redes, en las cuales los medios son unos usuarios más. Su potencial es inconmensurable y su expansión infinitamente lineal. Hay contenidos en las redes que reciben más lectoría que dos de esos diarios juntos y en menos tiempo.

En este rompecabezas cada medio le pone sus gafas a la misma información. Ese condicionamiento obliga al lector o consumidor a hacerse un aprendiz de brujo o clarividente para poder discernir el interés arropado en la información sesgada. Eso es secuestrar la verdad, deformar la comunicación y robarle su misión trascendente, pero ¿quién puede hablar? una “alimaña rara” como el autor de este trabajo, que en una década de opinión ha recibido las más desdeñosas marcas ideológicas. Eso, lejos de fastidiarme, me autoconfirma, y el placer de esa libertad -les juro- es inmortal.

 

 

 

Comentarios

Compartir