El periodista mexicano Emilio Gutiérrez Soto, exiliado en Estados Unidos, evita por poco ser deportado

 RSF denuncia que este jueves 7 de diciembre las autoridades estadounidenses intentaron expulsar de su territorio al periodista mexicano Emilio Gutiérrez Soto, quien se exilió hace cerca de 10 años en Estados Unidos y espera obtener el estatus de refugiado.

Este jueves 7 de diciembre de 2017 las autoridades de inmigración estadounidenses intentaron enviar a Emilio Gutiérrez Soto de regreso a México. El periodista se exilió en Estados Unidos en 2008 tras haber recibido amenazas de muerte debido a su trabajo periodístico.

Agentes de la policía de aduanas lo detuvieron en su domicilio, lo esposaron y se lo llevaron junto con su hijo de 24 años de edad, rumbo a la frontera. El periodista tuvo que hacer una apelación de urgencia a la Junta de Apelaciones de Inmigración ( Board of Immigration Appeals , BIA, encargada de analizar las solicitudes del estatus de refugiado), para impedir que él y su hijo fueran expulsados de territorio estadounidense. Sin embargo, la policía de aduanas se negó a ponerlos en libertad y los llevó al centro de detención de Sierra Blanca, ubicado a hora y media de El Paso, Texas, donde se encuentran acompañados de su abogado.

“En espera de la decisión final de la BIA, pedimos a las autoridades estadounidenses que permitan salir bajo libertad condicional a Emilio Gutiérrez Soto”, expresó Margaux Ewen, directora del Despacho América del Norte de Reporteros sin Fronteras (RSF).

“El periodista debe obtener el estatus de refugiado; no puede contemplarse que regrese a México, país estructuralmente violento donde los periodistas suelen ser agredidos”, añadió Emmanuel Colombié, director del Despacho América Latina de RSF.

La región de El Paso trae malos recuerdos a Emilio Gutiérrez Soto, quien era corresponsal del periódico mexicano El Diario del Noroeste , en el estado de Chihuahua (norte), y tuvo que huir de México el 15 de junio de 2008 porque recibió amenazas de muerte atribuidas a militares. Un mes antes, unos cincuenta soldados habían cateado su domicilio en plena noche de manera ilegal.

Emilio pasó siete meses detenido en El Paso, bajo vigilancia de los servicios de inmigración; fue puesto en libertad el 29 de enero de 2009. Entonces solicitó el estatus de refugiado en Estados Unidos. Obtuvo una primera audiencia en 2016, tras 8 años de espera. Aún no se conocen las conclusiones de esta audiencia.

México, donde en 2017 se han registrado al menos 11 casos de periodistas asesinados en los que el crimen estuvo relacionado con su profesión, es este año el segundo país más mortífero del mundo para los periodistas, después de Siria. Durante una visita oficial a México, realizada del 27 de noviembre al 4 de diciembre de 2017, el Relator Especial de las Naciones Unidas para la Libertad de Opinión y Expresión, David Kaye, y el Relator Especial para la libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA), Edison Lanza, expresaron su gran preocupación por el grado de violencia en el país y pidieron a las autoridades mexicanas “redoblar esfuerzos” para proteger a los periodistas. RSF comparte ampliamente esta preocupación y se une a esta solicitud.

En un año Estados Unidos perdió dos lugares en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF, actualmente se ubica en el lugar 43. México se encuentra en la posición 147.

Comentarios

Compartir