Vicedecano Humanidades UASD llama dominicanos a crear conciencia colectiva para erradicar violencia intrafamiliar

“La mujer es la mejor creación Divina para que los hombres las amemos, no debemos agredirlas”, Maestro Augusto Bravo.

Santo Domingo, R.D.-En ocasión de conmemorarse este sábado 25 de noviembre el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, el doctor Augusto Bravo Mena, Vicedecano de la Facultad de Humanidades de la UASD, llamó a los dominicanos a crear conciencia colectiva para erradicar la violencia intrafamiliar.

El maestro Bravo Mena es un humanista que entiende que desde la Academia se pueden propiciar iniciativas y emprendimiento que conecten con la sociedad, creando compromisos a partir de normas de convivencia, fortalecimiento de la educación y ahondar en los valores cívicos que fortalezcan la integridad en la familia.

Llamó la atención sobre el efecto contagio que generan la publicación que hace la Prensa y los medios de comunicación respecto a feminicidios que no sólo causan gran impacto social y afectan a familias en situación de vulnerabilidad o inestabilidad en la relación de parejas.

“En modo alguno significa que responsabilicemos a los medios de comunicación ni a los amigos de la prensa de estos hechos, lo que entendemos es que puede haber un consenso entre los líderes de opinión pública para buscar aminorar el impacto que generan los feminicidios en familias en situaciones vulnerables, para que estos hechos no se repitan”, expresó.

Sostuvo que llegó la hora en que desde una Academia con libertad de cátedras y con una visión de extensión con la sociedad, la Universidad Autónoma de Santo Domingo retome su esencia de ofrecer servicios más allá de la docencia al pueblo dominicano, de ahí es que adelanta que desde el Decanato de la Facultad de Humanidades creará un cuerpo de académicos y de recursos humanos en conexión con las instituciones de la UASD para trabajar de manera directa con las entidades públicas y privadas que luchan contra la erradicación de la violencia en todas sus manifestaciones.

Para el catedrático Bravo Mena, la desigualdad económica y el otorgamiento de simples cuotas en los partidos políticos para que la mujer participe en puestos electivos constituye un tipo de violencia de género que debe superarse, poniendo de ejemplo la equidad entre hombres y mujeres y respetando las diferencias entre ambos.

 

Laceraciones

 

Llamó a los hombres y padres de familia a entender de una vez por todas que la mujer no es un objeto que debe poseerse a la fuerza, cada ser una humano tiene derecho a diferir del otro, las propias leyes establecen que frente a la incompatibilidad de carácteres las personas acuden a institución del divorcio o la separación.

En ese orden, dijo entender que el impacto emocional que causan los rompimientos en la relación de pareja puede traer algunos tipos de consecuencias, pero cuando se está preparado y se crea conciencia sobre esta realidad, el ciudadano asume su situación sin necesidad de agredir a su esposa o ex esposa ni mucho menos causando la muerte a hijos y allegados que generan grandes laceraciones en la familia.

“En definitiva, la mujer es la mejor creación Divina para que los hombres las amemos, no debemos agredirlas”, manifestó el Maestro Augusto Bravo.

Comentarios

Compartir