70% de los profesores están sobre endeudado

Con frecuencia los medios de comunicación se refieren al preocupante nivel de endeudamiento de docentes del sector público, pero ¿qué tan alto es?

Los maestros y maestras dominicanos tienen la titánica tarea de educar y formar en valores a miles de niños, niñas y adolescentes. Sin embargo, administrar sus finanzas les resulta mucho más difícil.

Los días rutinarios de un docente del sector público transcurren en uno de los 11,178 planteles escolares que existen en toda la geografía, según cifras del Ministerio de Educación (Minerd). Pero cada 25, día de pago, representa para muchos una hecatombe. Esto, producto de los compromisos financieros que asumen y que son descontados directamente desde la nómina.

“Esa es la única manera de uno tener algo”, explica el profesor José Pérez (nombre ficticio), quien en la actualidad recibe solo RD$4,190 (10% de su salario, ascendente a RD$44,111.00). En su caso, las retenciones por deudas equivalen al 82% de su salario bruto.

Explica que incurrió en préstamos con la Cooperativa Nacional de Servicios Múltiples de los Maestros (Coopnama) para terminar la construcción de su vivienda y adquirir artículos para amueblarla: “necesitaba un comedor y una cama, que no tenía”, cuenta.

Esta situación lo llevó a endeudarse a tal punto que en ocasiones se queda sin pasaje para ir a laborar, teniendo que recurrir a préstamos de parientes y amigos.

Su caso, lamentablemente, no es único ni un reflejo de lo que ocurre con una reducida minoría. Como José, una gran parte de los docentes no recibe en su cuenta bancaria ni siquiera lo equivalente a un salario mínimo.

De acuerdo con datos del Ministerio de Educación, el 92% de los registros[1] en la nómina recibe, después de impuestos y descuentos, menos RD$25,000.00, monto cercano al costo de la canasta básica familiar promedio.

Hay casos extremos de profesionales que no reciben prácticamente nada (RD$100 pesos o menos). Unos 8,500 casos reflejan esta lamentable relación.  Esto representa el 6% del total de los registros en la nómina, que ascienden a 142,802.00.

Los descuentos se pueden realizar también por ahorros fijos en la cooperativa del gremio, pero estos casos han de ser los menos, si se juzga por el elevado nivel de endeudamiento que tienen los docentes.

70% está sobreendeudado

En general el cuerpo docente de nuestras escuelas públicas enfrenta serias presiones financieras.

Argentarium.com realizó una encuesta para conocer el nivel de endeudamiento de los maestros del sector estatal, la cual fue dirigida exclusivamente a docentes, con una muestra total de 60 maestros de las tres regiones del país.

Se encontró que el 70% de los docentes encuestados destina más del 30% de sus ingresos al pago de deudas.

Esto, a diferencia de los datos disponibles en la nómina del Minerd, incluye las deudas y los compromisos de los docentes cuyos pagos no son descontados por nómina.

“Los maestros en su gran mayoría, siempre tienen deudas, ya que así es que hacen una casa, pagan un carro, estudios de los hijos, enfermedades, etc. Además algunos se ponen a coger préstamos para hacer apartamentos para alquiler, pensando en el mañana”, explicó uno de los docentes encuestados.

Los resultados son preocupantes, si se considera la recomendación de financistas que fijan en 30% el peso máximo  o umbral que deben tener las deudas sobre el ingreso neto en unas finanzas sanas.

El 33.3% destina más del 50% de sus ingresos al paga de deudas.

Este elevado nivel de deudas coexiste con otra realidad desafortunada: tienen poco o ningún ahorro. El 20% de los docentes respondió que no tiene ahorros y el 28% dijo que tiene menos de RD$10 mil. También un 28% aseguró que sus ahorros están entre los RD$10 mil y los RD$100 mil. Solo 23 de cada 100 docentes tiene ahorros por encima de los RD$100 mil.

¿Con quienes se endeudan?

El 96.8% de los maestros entrevistados posee deudas con alguna entidad financiera o prestamista informal.

Las cooperativas son las entidades a las que más recurren para tomar créditos: ocuparon el primer lugar. El 76.7 % de los encuestados aseguró que tenían créditos con alguna.

Sin embargo, algunos critican la manera en que se manejan. “La cooperativa de los maestros no sirve, solo le roba el dinero a los maestros y presta, no como socio sino como entidad bancaria”, se quejó uno de los docentes encuestados.

Asimismo el  60% afirmó que tiene compromisos de deuda con algún banco múltiple, mientras que las asociaciones de ahorro y préstamos y los prestamistas informales están en tercer lugar con un 20.0% en ambos casos.

Con respecto al monto de endeudamiento,  el 24% de los encuestados dijo que tiene deudas por encima de los RD$500,000.00.

“La mayoría no sabe manejarse con lo que gana”, admitió una maestra.

¿Por qué se endeudan?

Esta es una pregunta difícil de responder, al menos de manera generalizada. Para muchos maestros, sobre todo si están muy endeudados, resulta difícil hablar de sus finanzas, quizás por el miedo natural a ser juzgados con mucha severidad.

La elevada carga que suponen los compromisos cotidianos es una razón con mucho peso.

A febrero de 2016 la cantidad de profesores del sector público ascendía a 90,188,según datos del Minerd.

“Es innegable que el salario docente ha sido impactado positivamente en los últimos años, a raíz de la aplicación del 4% del PIB, sin embargo, este impacto no se corresponde aun con el elevado costo de la canasta básica, motivo por el cual los docentes se ven obligados a endeudarse”, asegura Xiomara Guante, dirigente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP).

Considera que la canasta básica de un docente tiene un costo pronunciado debido a exigencias sociales como vestir adecuadamente, vivir en condiciones dignas, tener acceso a la tecnología, estudios continuos y otras demandas que hacen que tengan más gastos que otros profesionales.

De este modo, “es lógico que el limitado poder adquisitivo del docente le genere endeudamientos. El salario base de un docente todavía esta muy por debajo de lo que debería devengar el profesional de la tiza y el borrador”, precisa.

El salario base del docente con una tanda es de RD$17,617.00 en el nivel básico y, de RD$21,617.00, en el medio.

Guante expresa que, de más de 90,000 maestros que hay en el sistema, cerca de 12,000 tienen una sola tanda y unos 45,000 no tienen incentivos aplicados en su salario.

El problema es más que la insuficiencia de los ingresos y requiere acciones más efectivas de lo que puede ser, únicamente, un aumento salarial.

La situación de sobreendeudamiento se presenta pese a que los ingresos de los maestros han experimentado aumentos significativos en los últimos años. Por ejemplo un maestro con dos tandas, de educación básica, devengaba en 2012  RD$26,259; en 2013 recibió un incremento de 36% que elevó su salario a RD$32,847; en 2014 y 2015, con aumentos de 10% y 12% respectivamente, elevó su salario a casi RD$40,000 mensuales.

Esto ha hecho que el oficio sea más atractivo, al punto de que una nueva camada de bachilleres opta por cursar esta carrera en las universidades de todo el país.

LEA A ti, maestro o maestra dominicano/a

“Pienso que deberían entrenar los maestros en este aspecto; y ver como una entidad financiera ligada al sector o banco estatal va al rescate del historial crediticio de los maestros”, sugirió uno de los docentes encuestados.

Otro señaló: “La libertad para adquirir préstamos en distintas instituciones financieras provoca el endeudamiento de los profesores; al igual que la falta de educación financiera, ya que si tuviésemos esos conocimientos la tasa de endeudamiento seria mínima”.

Como se observa, muchos coinciden en que el problema es más que la insuficiencia de los ingresos y requiere acciones más efectivas de lo que puede ser, únicamente, un aumento salarial.

“Creo que de manera general los maestros necesitamos capacitación para aprender a manejar nuestras finanzas ya que un buen porcentaje de nosotros se endeuda para todo y no tenemos cultura de ahorro para cosas básicas, como visita al médico, vacaciones o compra de útiles escolares”, confesó una docente.

[1] Los registros no son equivalentes a la cantidad de trabajadores. En algunos casos un solo maestro aparece con dos registros porque tiene dos tandas y, en nómina, están separadas. Eso explica que haya más registros que miembros del cuerpo docente.

Comentarios

Compartir