FOPPPREDOM: PARTIDOS NO DEBEN DEPENDER DE APORTES DEL SECTOR PRIVADO

Defienden financiamiento del Estado y regulación en Ley de Partidos

El Foro Permanente de Partidos Políticos de la República Dominicana (FOPPPREDOM), que agrupa 21 partidos políticos reconocidos por la Junta Central Electoral (JCE), defendió el financiamiento del Estado a los partidos previsto en la Ley Electoral.

“Los partidos políticos son la base del sistema democrático de la Nación y su funcionamiento y actividad no pueden depender únicamente de aportes del sector privado.  La mayoría de países de Europa y América Latina tienen el financiamiento del Estado a los partidos políticos y esto ha sido un avance en el fortalecimiento democrático de esas naciones”, dijo.

El FOPPPREDOM está de acuerdo con que la ley de partidos y las reformas electorales pendientes profundicen en la obligación que tienen los partidos políticos de rendir cuenta de sus financiamientos con el dinero público.  Todos los miembros del FOPPPREDOM cumplieron con la ley y mandato de la Junta Central Electoral en el requerimiento del informe de gastos del dinero recibido de manos del Estado Dominicano en el proceso electoral pasado.

“FOPPPREDOM rechaza la campaña de algunos sectores de opinión pública que pretenden satanizar los partidos políticos y su rol fundamental en el sistema democrático.  En nuestro sistema constitucional la única forma de acceder a los cargos públicos electivos es a través de las postulaciones de partidos políticos en elecciones presidenciales, congresuales y municipales.  No hay otra manera legítima de acceder al poder público, por lo que es inconcebible la tendencia a desacreditar a los partidos como tal”, agregó.

Dijo que “FOPPPREDOM está consciente de la necesidad de reformas electorales y de una ley de partidos moderna que regule el tema del financiamiento, tanto público como privado, y la vida democrática interna de los partidos, temas centrales de la próxima discusión que se originará en el Congreso Nacional.  Esa debe ser la orientación de este tema esencial para la democracia.  Jamás querer aprovechar las debilidades de que adolece el sistema de partidos actualmente para barrerlo o desacreditarlo, como pretenden algunos sectores”.

 

Comentarios