La Logística: El poder del Outsourcing o la tercerización

El outsourcing o la tercerización es una herramienta que le permite a las empresas enfocarse en hacer lo que realmente hacen bien

¿Es posible que República Dominicana pueda competir en el mercado global tomando en cuenta que sus operaciones industriales/comerciales son más pequeñas que las de las grandes economías? Sí.

¿Cuál es la herramienta de vanguardia utilizada en el comercio interno e internacional de las grandes economías para liberar tiempo y así poder dirigir su atención a los asuntos vitales de su desempeño industrial-comercial? La “tercerización” en las operaciones logísticas.

La tercerización surge como respuesta al postulado ya conocido que reza que no existe una empresa que sea realmente productiva en todas sus actividades y como se sabe, las empresas modernas, tienen muchos campos de actividad en los cuales es verdaderamente difícil alcanzar altos desempeños por sí mismas.

En Estados Unidos el 80%  de las empresas “tercerizan” sus operaciones. Es una tendencia cuyos beneficios tangibles incrementan la rentabilidad de cualquier emprendimiento, ya en empresas establecidas o en empresas por establecerse en un mercado globalizado. Por esta razón, hoy día, es uno de los conceptos y prácticas más debatidos en la literatura de negocios.

En la cadena de abastecimiento, desde la colocación de órdenes, almacenamiento y entrega expedita de productos, la “tercerización” permite adjudicar procesos costosos y complicados que requieren de un personal experto y una infraestructura difícil de manejar sin descuidar los aspectos relevantes del quehacer comercial.

Definición. Outsourcing es el proceso en el cual una firma identifica una porción de su proceso de negocio que podría ser desempeñada más eficientemente y/o más efectivamente por otra corporación, la cual es contratada para desarrollar esa porción de negocio. Esto libera a la primera organización para enfocarse en la parte o función central de su negocio

 

Actividades son susceptibles de ser tercerizadas:

Hoy por hoy el outsourcing está muy difundido en el ambiente empresarial, tal vez está situación ha dado pie a errores, ya que en muchos casos se han dado en outsourcing operaciones o procesos que en lugar de mejorar el desempeño organizacional lo han empeorado. Esto se debe a que la decisión de tercerizar no se toma con base en un análisis suficiente, sino que se toma con base en el instinto o en experiencias que han tenido otras empresas.

Antes de dar una parte de la operación de la compañía en outsourcing se debe adelantar un estudio concienzudo que cuente con la suficiente información en todas las áreas, costos, recursos humanos, management, entorno económico, proveedores,…

Todas las actividades de una empresa son tercerizables, a excepción de las que componen su “core business”, es decir, la norma básica y más importante es no dar en outsourcing ninguna de las funciones o áreas que se consideran como fundamentales en la empresa. Por Ejemplo, Microsoft nunca hará outsourcing de la programación y el desarrollo de su software, esa es su labor fundamental, pero sí lo hará con el servicio de entrega de mercancía.

Las principales ventajas que genera el outsourcing se presentan en la reducción de costos y en el aumento de la calidad como consecuencia de enfocarse en su verdadera competencia. A pesar de presentar grandes ventajas, el outsourcing también tiene inconvenientes, el siguiente caso muestra algunos de ellos:

Debido a la importancia que toma el tercero en el desarrollo del negocio, se debe buscar que el acuerdo de outsourcing traspase las fronteras de la simple subcontratación para entrar en el campo de las alianzas, con ello se asegura un mayor compromiso por parte del contratista, además, si tomamos el caso presentado arriba, la confidencialidad debe ser un punto clave de la tercerización, ya que se le está dando información clave del negocio al tercero.

Concluyendo, aunque el outsourcing tiene mucho que ver con la subcontratación, no sólo es eso, es más bien establecer alianzas con firmas colaboradoras que harán más eficientes nuestras tareas fundamentales.

Las conclusiones del estudio de tendencias logísticas, realizado recientemente, demuestran la importancia de priorizar la “tercerización” de las operaciones logísticas para las empresas de los mercados emergentes. Los resultados del estudio citado indican que en la región de Centroamérica y el Caribe el 20% de las empresas no conocen sus costos logísticos como porcentajes de sus ventas y que para el restante 80% de las empresas, está entre un 1% y un 10%. También reflejan que los factores en la toma de decisión son: a) Ahorro de costos (62% de las empresas) y b) Concentración en su actividad principal (32% de las empresas).

El estudio sumó con un total de 400 empresas a nivel mundial encuestadas, 200 en nuestra región, de las cuales 16 pertenecen a República Dominicana. El análisis de los datos y la información recopilada determinó que las empresas seguirán compitiendo con base a dos esquemas: la eficiencia en costo y la eficiencia en servicio, priorizando la mejor rotación del stock, el acceso a personal calificado y la no pérdida de competitividad por costos de transporte que dependerán de su crecimiento en logística. Este crecimiento se encuentra a su vez sujeto al secreto fundamental de la “tercerización”, o sea, a la confianza basada en una filosofía de ganar-ganar entre las partes.

 

Empresas multinacionales con una presencia amplia en el mercado local confían sus necesidades logísticas a empresas que ofrecen mayores y mejores servicios en almacenamiento y distribución. Empresas multinacionales con presencia global como Wal-Mart cuenta con una estructura de logística tan sofisticada y eficaz que un 98% de sus productos son entregados a tiempo. Entonces vale la pena preguntar ¿Qué tipo de multinacional es Wal-Mart?

Las empresas locales, hoy día, están precisadas a agendar prioritariamente el análisis de las ventajas sustanciales de la tercerización. La pregunta que sirve como punto de partida es, “¿A qué se dedica mi negocio?” Si la respuesta no es, “A la logística”, entonces lo más recomendable es que consulte con quienes están experimentados en este campo y sopesar en relación a los ahorros y ganancias futuras al liberar a la gerencia del gasto de tiempo en tareas no relacionadas con los negocios medulares de la empresa.

 

Comentarios

Compartir