Odebrecht establecio el sistema llave en mano: “Yo construyo ahora, tú pagas después”

CÉSAR MEDINA

La monjita superiora del convento asaltado fue bastante clara: “Él dijo a todas, madre, a todas…” Odebrecht repartió a manos sueltas durante los últimos 16 años que ha operado en la República Dominicana, desde 2001, en el gobierno de Hipólito Mejía. Cuando el empresario Ángel Rondón se vinculó a Odebrecht, ya ese consorcio llevaba años operando en el país asociado a otra empresa del mismo origen — Andrade Gutiérrez–, para la construcción del acueducto de la Línea Noroeste.

Odebrecht tiene raíces profundas en el país no sólo de carácter empresarial sino también políticas que le allanaron el camino para convertirse en la principal empresa constructora en la República Dominicana mediante el sistema llave en mano: “Yo construyo ahora, tú pagas después”.

Además, cada obra le llegó acompañada de un financiamiento internacional, y que el Congreso tenía que aprobar porque de lo contrario ningún banco desembolsaba un solo centavo… Así opera el sistema financiero internacional para obras de infraestructura estatal.

… O sea, que si hay que buscar complicidades reales y no chivos expiatorios, habría que empezar por el Congreso Nacional desde hace 16 años –fundamentalmente el Senado de la República–, que aprobó solícito todos los empréstitos que sustentaron financieramente esas obras sobrevaluadas.

De hacerse así, es probable que Rondón sea solo uno más en la larga lista de empresarios y políticos interrogados por el Procurador sobre los vergonzosos sobornos de la Odebrecht, y que el show probablemente dure para rato.

… La herencia maldita
Danilo Medina heredó la Odebrecht… En agosto de 2012 cuando llegó al poder, la firma brasileña llevaba once años establecida aquí y tenía bajo contrato algunas de las principales obras, casi toda la infraestructura vial. Ya para entonces, la firma constructora de Rondón figuraba como su contraparte dominicana.

¿Cuál pudiera ser la responsabilidad de Rondón en este caso –de ser cierto, como dicen los brasileños–, que recibió 92 millones de dólares para pagar coimas y obtener los contratos de esas obras del Estado? ¿Quién podría probarle a Rondón que un dinero erogado como comisión por gestión fue destinado para esos fines? Probablemente los abogados de Rondón se darían gusto desmontando la acusación en los tribunales. Porque la “comisión por gestión” es una figura jurídica y financiera que existe en los Estados Unidos y en Europa y como tal no constituye delito siempre que pague impuestos. ¿Pagó Rondón impuestos por esos ingresos? Tal vez el procurador Jean Alain debiera empezar por ahí…

… Otros la quieren
Hay que reconocer que –al margen de las sobrevaluaciones–, esa es la constructora de mayor prestigio internacional por la alta calidad de sus obras.

Estados Unidos, por ejemplo, se queja y ha sometido a Odebrecht a todos los vituperios y exigencias de reembolsos de sumas sobrevaluadas, pero no le rescinde el contrato para la ampliación del aeropuerto de Miami, que lleva costando más de cinco mil millones de dólares.

En otros estados de la Unión la empresa brasileña tiene también obras supermillonarias y continúa su ejecución como si tal cosa. Muchos países que hoy celebran no haber hecho operaciones con Odebrecht, pasaron años solicitándole participar en su infraestructura vial, como Argentina que diseñó hace apenas tres años un viaducto perforando Los Andes para conectar directamente con la región Sur de Chile por la zona de Bariloche hasta Osorno y Chiloé, en la Región de Los Lagos. La obra de casi 20,000 millones de dólares quedó en carpeta cuando estalló el lío tras el escándalo Lava Jato que finalmente determinó la caída del régimen del Partido de los Trabajadores de la Presidenta Rousseff y la desgracia del expresidente Lula.

Comentarios

Compartir