Capacitación Vial contribuirá a reducir accidentes de transito

Para obtener una licencia de conducir en el país, basta con pagar los impuestos, que según la categoría de vehículo, tienen un costo de RD$710 a RD$1,380; tomar un examen, cuyo fundamento teórico son los conceptos que minutos antes expone un técnico de la Dirección General de Tránsito Terrestre (DGTT) en una charla de 40 minutos. (Existe un libro sobre prácticas del conductor que lo venden en la misma dirección, pero su adquisición no es obligatoria). También se debe entregar un certificado de buena conducta y realizar un examen de la vista para probar que se está en plena capacidad visual. Eso, además de demostrar en el examen práctico que se es capaz de conducir con las dos manos al volante, poner las direccionales, y parquearse sin chocar el vehículo que le quede al lado.

Si tiene buena memoria y acierta en el 80% de las preguntas, está listo para salir a las calles a conducir su vehículo, sólo debe esperar a que le entreguen su carnet en no más de 30 minutos, según la fila.

En ese proceso de un par de horas se basa la formación oficial que se ofrece en el país sobre educación y seguridad vial, una materia que, según algunos especialistas en el área, debe ser parte del currículo que se imparte en las escuelas desde el nivel primario.

Aunque existen programas adicionales de capacitación en seguridad y conducción vial, en la mayoría de los casos son inconsistentes y dispersos. No existen cifras generales en ese sentido, pero las que aportan algunas instituciones resultan insuficientes en un país donde el parque vehicular, según los datos de la Dirección General del Impuestos Interno (DGII) era de 3,612,964 unidades al 31 de diciembre del año pasado, con un crecimiento de más de 200 mil unidades respecto al año anterior.

El poco alcance se evidencia además en el desconocimiento que expresan los ciudadanos al respecto y en su conducta, puesto que el país mantiene un alto índice de accidentes de tránsito.

República Dominica tiene el segundo lugar en índice más alto de muertes por accidentes de tránsito en el mundo: 29.3 por cada 100,000 habitante, según el informe sobre seguridad vial publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2015.

Las estadísticas que publica la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) indican que el año pasado murieron 1,946 personas en estos eventos, cifra que supera los 1,855 del 2014. Los lesionados por esa causa el año pasado fueron 12,333.

María Paz Conde Vitores, directora técnica de la Oficina Técnica de Tránsito Terrestre (OTTT) y una de las facilitadoras de los talleres de capacitación que imparte esa institución, entiende que la mayoría de esos casos pudo evitarse, pues más que accidentes, constituyeron siniestralidades.

Explica que los accidentes se dan cuando confluyen factores ajenos al conductor, pero que, en el caso nacional, cuando se verifican las causales de los eventos, destacan el conducir bajo efectos de bebidas alcohólicas, cruzarse la luz en rojo y el exceso de velocidad, cuya responsabilidad recae en las personas.

Esas conductas, que Conde Vitores califica de “delincuencia vial”, muchas veces se dan por desconocimiento.

“Una de las cosas que siempre salen a relucir en las charlas es que las personas comenten imprudencia por desconocimiento. La gente recibe información una vez, pero no lo asume a lo largo del tiempo”, indica.

Por ello entiende que se debe llevar la educación vial a las escuelas, para que se trabaje desde el niño y pueda darse el verdadero cambio desde la cultura.

Programas de capacitación vial entidades públicas y privadas

Escuela Nacional de Educación Vial (ENEVIAL)

Institución estatal

En el país existe la Escuela Nacional de Educación Vial (ENEVIAL) que es una dependencia del Fondo de Desarrollo del Transporte Terrestre (Fondet). Según los datos que aporta, la escuela ha egresado unas 1500 personas a través de su programa de Profesionalización de Conductores. Además, aspira a formar a unas 500 personas a través del Programa de Formación de la Seguridad Vial que desarrolla con la colaboración del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT)

Institución estatal

La Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT), a través de su Departamento de Educación Vial, ejecuta varios programas enfocados en tres aspectos: relaciones interpersonales, seguridad y educación vial y conducción eficiente. Melvinson Almánzar, vocero de la entidad, destaca que desde el 2012, cuando inició la gestión del director Héctor Mojica, se han capacitado 7,600. También egresaron 1,898 conductores de los cursos de gestión de transporte que realizan, e imparten talleres a estudiantes de educación media y a instituciones que se los demandan. No disponen de un presupuesto para los fines formativos y, aunque los cursos son gratuitos, piden a los interesados que le cubran el costo del traslado si deben salir de la ciudad. Las actividades formativas, que tienen una duración de unas tres horas, tampoco tienen un calendario estandarizado. Si bien pueden hacerse cada 15 o 30 días, puede pasar más de un mes sin ofrecerse.

Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET)

Institución estatal

La otra entidad estatal que trabaja la formación vial es la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) que, entre otras cosas, se encarga de las charlas a aquellos conductores que han cometido infracciones a la Ley 241 sobre Tránsito Terrestre. La charla es un paso previo al pago de la multa, pero, con suerte, el infractor puede evitarla.

La AMET también trabaja algunas campañas de prevención de accidentes, publicitadas a través de los medios de comunicación y de sus redes sociales (no ofrece datos de resultados), y desde hace unos meses coordina con el Ministerio de Obras Públicas acciones de orientación a conductores en algunas intersecciones de la ciudad. A ello se suma la campaña que desde el Palacio Nacional se promociona sobre seguridad vial.

Confederación Nacional de Organizaciones del Transporte (Conatra)

Gremio de transporte público

Antonio Marte, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones del Transporte (Conatra) afirma que por lo menos cada tres meses dan formación a sus choferes. Estima que el 80% de los 156 mil afiliados que tienen han pasado por esas capacitaciones, que debe pagar cada chofer. Marte sostiene que además aplican sanciones de 15 a 30 días fuera de ruta a los choferes que incumplen las normas.

Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU)

Gremio de transporte público

También Williams Pérez Figuereo, de la Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU) resalta la formación que ofrece a sus 204 mil integrantes, enfatizando sobre todo en las 10 mil mujeres que tiene afiliadas “porque las mujeres sirven de mediadoras, pues son más nobles”, dice. Fuente DL

Comentarios